Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alerta en China por el peligro de desbordamiento de los lagos

Familiares y amigos lloran la muerte de los niños de una escuela de Dujiangyan (China) que quedó reducida a escombros en el terremoto que el pasado 12 de mayo asoló la provincia de Sichuan. Foto: EFEtelecinco.es
La alerta continua en la provincia de Sichuan (suroeste de China) ante el temor de que se desborden los lagos formados por el devastador terremoto del 12 de mayo, pese a que ya han finalizado las obras para drenar el lago Tangjianshan. El riesgo de que se desborde ese lago, el mayor de todos, amenaza a más de un millón de personas.
Casi 200.000 personas han sido ya evacuadas de la zona ante el peligro de inundaciones debido también a la persistencia de las lluvias, que se ha convertido en la mayor preocupación de las autoridades, así como las réplicas del terremoto que se suceden y amenazan el equilibrio de las aguas.
La Administración Meteorológica de China ha informado de que las precipitaciones continuarán la próxima semana pero no serán intensas en las zonas más afectadas por el terremoto, que con una magnitud de 8 grados en la escala abierta de Richter tuvo su epicentro en la provincia de Sichuan.
Precisamente el mal tiempo parece ser la causa más probable del accidente ocurrido el domingo al estrellarse un helicóptero militar de transporte en la municipalidad de Yingxiu, perteneciente al distrito de Wenchuan (Sichuan).
Un total de 14 personas -cuatro soldados de la tripulación y 10 residentes locales heridos- estaban a bordo del aparato siniestrado, aunque de momento se desconoce el estado de todo el pasaje. El helicóptero regresaba de una misión de servicio en el distrito de Lixian cuando se encontró con niebla densa y una fuerte turbulencia que le hicieron estrellarse.
La Oficina de Información del Consejo de Estado informó hoy de que el número de víctimas mortales por el terremoto asciende a 69.016, mientras que otras 18.830 personas continúan desaparecidas.
El seísmo del pasado 12 de mayo causó la formación de unos 35 lagos a causa del bloqueo de los ríos con aludes de rocas y escombros, de los cuales 28 corren peligro de desbordarse sobre áreas ya devastadas por el terremoto, donde millones de personas duermen a la intemperie, en tiendas de campaña o módulos habilitados.