Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Álex' ya es un huracán

'Alex' se ha fortalecido en las cálidas aguas del Golfo de México y se ha convertido en un ciclón de categoría uno, la mínima en la escala de intensidad Saffir-Simpson de un máximo de cinco, indicó el Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami. De todos modos, está previsto que su fuerza se intensifique antes de tocar tierra.
"Alex" se encontraba a las 03.00 GMT unos 315 kilómetros al este de La Pesca (México) y 415 kilómetros al sureste de Brownsville, en el estado de Texas (EE.UU.) y se desplazaba a 15 kilómetros por hora hacia el oeste.
Se espera un giro hacia el oeste-noroeste dentro de 24 a 48 horas y en esta trayectoria el vórtice de "Alex" se acercará a la costa noreste de México y sur de Texas el miércoles y tocará tierra, según el CNH. Para los próximos días se pronostican fuertes lluvias en zonas del noreste de México y del sur de Texas.
Estado de emergencia en Texas
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró hoy en emergencia el estado de Texas ante la llegada de "Alex" y ordenó el envío de ayuda federal para complementar los esfuerzos estatales y locales de respuesta ante las condiciones de emergencia que se pueden dar.
Y es que "Alex", como tormenta tropical, dejó al menos 12 muertos a su paso por Centroamérica: cinco en El Salvador, igual número en Nicaragua y dos en Guatemala.
El fuerte oleaje que causan los vientos del huracán ha forzado a la Guardia Costera estadounidense a ordenar el regreso a la costa de las embarcaciones que realizan labores de limpieza en la zona del enorme derrame de petróleo en aguas del Golfo de México.
Se espera una temporada "extremadamente activa"
La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EE.UU. (NOAA) pronosticó para la temporada de huracanes en el Atlántico que comenzó el 1 de junio y finaliza el 30 de noviembre, la formación de 14 a 23 tormentas y entre 8 a 14 huracanes, que descargarían su furia en EE.UU., el Caribe, Centroamérica y el Golfo de México.
Los meteorólogos han vaticinado una temporada "extremadamente activa" porque de esos huracanes entre 3 y 7 podrían ser de gran intensidad con vientos superiores a 177 kilómetros por hora.