Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alrededor de 41,4 millones de personas expuestos a la seguridad alimentaria en el sur de África

La Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC) ha alertado de que en la región del sur de África hay más de 41,4 millones de personas que sufren de inseguridad alimentaria y que 21 millones requieren asistencia inmediata.
Las cifras representan los resultados de la Evaluación de Vulnerabilidad que muestran que el 23 por ciento de los 181 millones de personas que viven en las zonas rurales del sur del continente necesitan ayudas alimenticias.
Además, la SADC ha informado de que 2,7 millones de niños padecen malnutrición, una cifra que podría aumentar si no llega ayuda de manera inmediata.
"Estamos muy preocupados por la escalada de inseguridad alimentaria en la zonas. Estamos viviendo la mayor sequía en 35 años. Pido a los estados miembros y a los socios de desarrollo que actúen inmediatamente para evitar el deterioro de la situación. Podríamos perder muchas vidas si no actuamos ya", ha declarado la directora de alimento, agricultura y recursos naturales de la SADC, Margaret Nyirenda.
La región del sur de África se ha visto gravemente afectada por la sequía provocada por el fenómeno de 'El Niño' y las pocas precipitaciones que se registraron en dos temporadas de lluvia consecutivas.
En países como Botsuana, Sudáfrica, y Zimbabue, se ha registrado la muerte de hasta medio millón de cabezas de ganado por culpa de la sequía, lo que ha obligado a que tanto el ganado como las comunidades tengan que recurrir a aguas insalubres. La sequía también ha afectado a los cultivos, que no llegan a los mínimos de consumo.
Hay una preocupación especial para las comunidades más desfavorecidas, especialmente para aquellas personas que padecen sida, en la zona más afectada por la enfermedad en África.
Se espera que el fenómeno de 'La Niña' llegue a finales de 2016, lo que ayudaría a mitigar los efectos de la sequía y a lograr recuperar el sector de la agricultura, aunque implicaría el riesgo de inundaciones.