Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alto militar de EEUU en Europa dice que la opción de bases permanentes en los países del este hubiera sido mejor

El director de Estrategia y Política del Mando Europeo de las fuerzas estadounidenses, teniente general David Allvin, ha admitido que la opción de contar con bases permanentes en los países del centro y este de la OTAN habría sido mejor pero ha defendido la fuerza rotacional de "alrededor de 3.000" soldados de tierra que Estados Unidos mantendrá en Europa en todo momento tendrá "efectos" todavía "bastante poderosos" para disuadir frente una potencial agresión de Rusia aunque sea una fuerza "pequeña".
"Con respecto a las bases permanentes (...) Creemos que las fuerzas (permanentemente) basadas serían lo mejor", ha explicado durante una conferencia telefónica el alto mando militar estadounidenses.
Eso sí, ha reconocido que la cuestión de las bases permanentes tendría "muchas implicaciones, empezando por el Acta Fundacional OTAN-Rusia" que impide a los países de la OTAN desplegar un número sustancial de fuerzas de combate en el este, así como desde el punto de vista del coste del despliegue.
"Entendemos que en este entorno actual la oportunidad de una presencia rotacional aumentada será la siguiente mejor opción", ha puntualizado, insistiendo en que se tratará de "una presencia sin interrupción en lugar de fuerzas destinadas de forma más permanente".
No obstante, el alto mando militar estadounidense ha defendido que el despliegue de "alrededor de 3.000" militares de tierra estadounidenses con los que contará Estados Unidos en Europa "en todo momento" en lugar de los actuales seis meses que venía manteniendo --si el Congreso da luz verde al presupuesto para 2017 hasta 3.400 millones de dólares que ha pedido el Pentágono para financiar el refuerzo militar al este-- tendrá "efectos" todavía "bastante poderosos" para disuadir frente una agresión aunque sea una fuerza "pequeña".
"Duplicaremos el tiempo en el que tenemos una brigada rotacional aquí en Europa, una Brigada son alrededor de 3.000 soldados", ha explicado, insistiendo en que se trata sólo del continente de fuerzas terrestres.
"Esto es sólo las fuerzas terrestres", ha explicado, recordando que las medidas de garantías de seguridad para los países del este también contarán con "fuerzas aéreas y presencia marítima" y se justifican ante la necesidad de reforzar "la defensa colectiva" en Europa tras la intervención de Rusia en Ucrania.
Estas fuerzas permitirán a Estados Unidos aumentar los ejercicios militares en el este de Europa, ha explicado el alto militar, que ha evitado avanzar los lugares donde Estados Unidos desplegará "vehículos de combate adicionales" y suministros" para mantenerlos preposicionados ya en Europa en caso de necesidad de refuerzos militares, incluido en Alemania, Bélgica y Países Bajos, donde ya tienen instalaciones militares disponibles.
El alto mando militar ha explicado que la iniciativa de garantías de seguridad de Estados Unidos para Europa también contempla capacidades para hacer frente a la política antibloqueo de Rusia conocida como 'A2D2'.
"Con respecto a lo que estamos haciendo específicamente para contrarrestar el entorno A2D2, no puedo entrar en demasiados detalles. Estamos proponiendo la capacidad de hacer más fácil que algunos de nuestros aviones de combate de quinta generación puedan operar mejor (...) Este tipo de equipos son buenos para contrarrestar un entorno A2D2", ha explicado, recordando que también han propuesto capacidades de artillería.