Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amnistía Internacional reclama que se actúe en Ginebra II contra las ejecuciones de miles de detenidos en Siria

Amnistía Internacional ha solicitado a los líderes mundiales que participan en la Conferencia de Ginebra II que faciliten el pleno acceso para investigar las informaciones que aseguran que 11.000 detenidos han sido torturados y ejecutados desde el inicio del conflicto.
El informe, que ha sido elaborado por fiscales contra crímenes de guerra y expertos forenses, se basa en distintos documentos y miles de imágenes en las que aparecen los cuerpos de los prisioneros fallecidos. Las imágenes fueron sacadas del país gracias a un fotógrafo que desertó de la Policía Militar y que cubrió el conflicto sirio desde su inicio en 2011 hasta agosto de 2013.
"La conferencia de paz de Ginebra II debe tratar este asunto con absoluta prioridad. Es necesario que se tomen pasos concretos para responder a la horrible situación de los Derechos Humanos en los centros de detención y en el país en general," ha dicho el director de AI para Oriente Próximo y el Norte de África, Philip Luther.
"Los líderes mundiales deben pedir a la Comisión de Investigación y a otros órganos de Derechos Humanos que garanticen el inmediato acceso a todas las zonas de detención --formales e informales-- en Siria", ha añadido.
Desde AI se asegura que las alegaciones son congruentes con algunas de las investigaciones que la organización ha realizado en temas de torturas y desapariciones cometidas por el Gobierno sirio.
"De confirmarse, se trataría de crímenes contra la humanidad cometidos a una escala impactante. Sin duda, el asunto plantea una vez más la cuestión de por qué el Consejo de Seguridad no ha trasladado la situación en Siria ante el Tribunal Penal Internacional", han concluido fuentes de AI.
En el documento, titulado "Informe sobre la credibilidad de claras evidencias sobre torturas y ejecuciones de personas encarceladas por el régimen sirio", se asegura que aproximadamente 55.000 imágenes de al menos 11.000 personas se han sacado de Siria.
Uno de los autores del informe, Sir Desmond de Silva, aseguró al periódico británico "The Guardian" que el documento evidencia "asesinatos a escala industrial".
El fotógrafo que logró sacar las imágenes de Siria, bajo el nombre de Caesar, dijo que había fotografiado hasta 50 cuerpos por día para permitir que los certificados de defunción fueran expedidos y confirmar que las ejecuciones se habían llevado a cabo.
"El informe despierta serias preocupaciones sobre la seguridad de miles de individuos, incluyendo a activistas pacíficos, que se encuentran en centros de detención y sobre aquellos que han sido objeto de desapariciones forzosas", ha dicho Philip Luther.
Además, ha añadido que Ginebra II tiene que exigir que se revele del paradero y la situación de todas las personas que han sido objeto de desapariciones forzosas, detenciones secretas, secuestros, incluyendo civiles, soldados, combatientes e informadores.
Desde AI piden que el Gobierno sirio trate a todos los detenidos de forma humana y ponga en libertad, de manera incondicional e inmediata, a todos los activistas por la paz detenidos sólamente por ejercer su derecho a la libertad de expresión, asamblea y asociación.
Además, insisten en que aquellos que se encuentren bajo custodia sean liberados a menos que se demuestre su culpabilidad con delitos comunes reconocibles y se disponga de pruebas que se ajusten a los estándares internacionales. "A cualquiera desprovisto de su libertad hay que facilitarle el acceso inmediato a su familia, abogados y a la atención médica", solicitan.
La organización también considera que Ginebra II debe servir para actuar en aspectos como la tortura y el sumario de los asesinatos cometidos por grupos de la oposición armada. "Hay individuos que han sido atacados por su afiliación religiosa o su supuesta lealtad al Gobierno", afirman.
La semana pasada, AI urgió a aquellos involucrados en la conferencia de Ginebra II a terminar con el hambre que asedia a los civiles y que junto a la seguridad de los detenidos debería ser un objetivo prioritario.
La conferencia de Ginebra II, que pretende acabar con el conflicto en Siria, comienza este miércoles en Montreux y continúa dos días después en Ginebra.