Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Ampl.) Bruselas destinará 125 millones a ayudas para compensar el veto ruso a frutas y verduras de la UE

La Comisión Europea ha anunciado este lunes que destinará unos 125 millones de euros para financiar medidas de apoyo al sector europeo de frutas y hortalizas, para compensar el cierre del mercado ruso a las exportaciones europeas, que beneficiarán, en concreto, a productos como los tomates, pepinos, frutas rojas, manzanas, peras y uvas de mesa, entre otros.
Las medidas de apoyo anunciadas este lunes beneficiarán a los tomates, zanahorias, repollo blanco, pimientos, coliflor, pepinos y pepinillos, setas, así como manzanas, peras, frutas rojas como las fresas, frambuesa y frutas del bosque, uvas de mesa y kiwis, según ha anunciado el Ejecutivo comunitario.
El Ejecutivo comunitario ha justificado apoyos para estos productos porque están "en plena temporada" y "no existe opción de almacenamiento para la mayoría de ellos" y, tras el cierre del mercado ruso, que es el principal para muchas frutas y verduras europeas, no cuentan con "un mercado alternativo inmediato disponible". "En base a las últimas cifras, el impacto se está comenzando a sentir en determinados mercados", añadió.
La Comisión Europea destinará 125 millones de euros para apoyar a medidas excepcionales, de forma retroactiva desde este lunes 18 de agosto hasta finales de noviembre, en beneficio de estos productos agroalimentarios europeos, que incluirán medidas como la retirada de la producción del mercado, especialmente para su distribución gratuita, así como compensaciones por no recolectar o recolectar antes de su maduración.
Las ayudas cubrirán a todos los productos, ya pertenezcan a organizaciones de productores o se trate de agricultores particulares, aunque serán las organizaciones de productores las que adelanten las ayudas y luego las reclamarán a los Estados miembro y estos, a su vez, Ejecutivo comunitario.
El comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, ha justificado activar las medidas excepcionales de apoyo "con efecto desde hoy" a la luz de "la situación de mercado tras las restricciones rusas a las importaciones de los productos agrícolas de la UE" y ha confirmado que "todos los agricultores de los productos afectados, estén o no en organizaciones de productores, serán elegibles" para recibir las ayudas.
Las medidas de apoyo excepcional, que se aprobarán de manera formal en las próximas semanas, "reducirán la demanda global" de los productos que optarán a ayudas europeas en el mercado europeo "cuando y si las presiones de precios se convierten en demasiado grandes en los próximos meses", ha explicado el comisario. "Actuar de forma temprana ayudará al mercado a ajustarse y ser eficaz desde el punto de vista del coste", ha precisado en un comunicado.
AYUDAS A LA RETIRADA DE LA PRODUCCIÓN
Los Estados miembro tienen la posibilidad de "retirar hasta el 5 por ciento de su producción", el 50% de cuya retirada financia la Unión Europea, pero "los volúmenes pueden ser mayores ahora", ha explicado el portavoz del comisario en rueda de prensa, Roger Waite.
El valor de la producción retirada para distribución gratuita será cubierta al 100% por la UE y al 50% si se destina para compost en el caso de las organizaciones de productores.
"No sabemos los volúmenes que entrarán y hay un precio diferente que se aplica para los distintos productos", ha explicado el portavoz, que ha precisado que la compensación final "dependerá de los volúmenes, productos y evolución del mercado" y "no se reserva para un Estado miembro u otro" una partida específica de los 125 millones dado que se trata de "aliviar la presión en el mercado europeo" en su conjunto
"Veremos dónde se retira las frutas y verduras. Habrá requisitos para que los Estados miembro nos mantengan informados sobre el volumen y los distintos productos retirados", ha explicado.
Los precios se fijan por debajo del precio de mercado para que los agricultores les salga más rentable buscar mercados alternativos, aunque sea difícil en el actual contexto, que recibir las ayudas, según han explicado fuentes comunitarias.
El Ejecutivo comunitario ya anunció la semana pasada ayudas similares para la nectarina y el melocotón, que el sector cifró en unos 20 o 30 millones de euros.
La UE cuenta con un fondo de reserva para hacer frente a crisis de mercado que se eleva a 423 millones de euros este año y se puede recurrir a él si no hay otras partidas del presupuesto no gastado de la Política Agrícola Común.
Los ministros de Agricultura de la UE se reunirán el próximo 5 de septiembre en Bruselas para analizar la situación del mercado tras las restricciones rusas, ha confirmado el portavoz comunitario.
Los expertos de los Estados miembro analizarán también la situación de mercado para todos los productos el viernes.
El Ejecutivo comunitario ha reiterado que seguirá vigilando la evolución de todos los sectores afectados por el veto ruso en los mercados y apoyará a "más sectores fuertemente dependientes de las exportaciones a Rusia o a adaptar.