Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Anoréxico con sólo 11 años

Las burlas de sus compañeros de colegio hicieron que Taylor Kerkham, de sólo 11 años, se quedara al borde de la muerte. Este niño británico se obsesionó tanto con su peso que pasó de tener una vida normal a un infierno. Según publica el diario Daily Mail, algunos días sólo ingería un yogurt y una rodaja de tomate, pese a la insistencia de los padres por una dieta saludable. La insostenible situación se comenzó a controlar cuando el pequeño ingresó en un hospital y, por vía intravenosa, se le empezó a alimentar. Los médicos alertaron de que su circulación era tan pobre que podría haberse quedado sin las extremidades. Sin embargo, tras meses de cuidados médicos y terapia, Taylo ha regresado a casa. Foto: Daily Mail.