Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aplazado hasta el 10 de abril el juicio contra 20 periodistas de Al Yazira

Un tribunal de la localidad egipcia de Giza ha aplazado este lunes hasta el 10 de abril el juicio contra los 20 periodistas de la cadena de televisión qatarí Al Yazira acusados de ayudar o pertenecer a la organización islamista Hermanos Musulmanes, y ha vuelto a rechazar su liberación bajo fianza.
La decisión ha sido tomada para permitir el visionado de varios vídeos presentados como prueba, permitir las visitas de familiares a los detenidos y llevar a cabo análisis médicos a cuatro de ellos, según ha informado el diario egipcio 'Al Masry al Youm'.
Durante la vista, el periodista de Al Yazira Peter Greste ha afirmado que los cargos presentados contra ellos son "absurdos", tal y como ha recogido la cadena de televisión británica BBC.
Greste, Mohamed Fadel Fahmi y Baher Mohamed han sido liberados de las celdas en las que estaban metidos durante la vista y se les ha permitido presentarse frente al juez para defender sus casos, lo que ha sido descrito como una decisión sin precedentes por los abogados de la defensa.
"Mi conocimiento de árabe es cero. La idea de que pueda tener lazos con Hermanos Musulmanes es absurda", ha sostenido Greste. Por su parte, Fahmi ha afirmado que bebe alcohol y que ha vivido muchos años en el extranjero. "¿Has oído hablar de un terrorista (musulmán) que beba alcohol?", ha preguntado al juez.
En enero, la fiscalía aseguró que los periodistas de Al Yazira habían publicado mentiras contrarias al interés nacional y habían dado dinero, equipos e información a 16 egipcios pertenecientes a una "organización terrorista", en aparente alusión a la proscrita organización islamista Hermanos Musulmanes.
Las autoridades egipcias han negado que este caso represente un riesgo para la libertad de expresión, pero el subdirector de la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) para Oriente Próximo, Joe Stork, ha insistido en que "los periodistas no deberían arriesgarse a años de cárcel por hacer su trabajo".
Heather Alan, una de las responsables de Al Yazira, ha dicho confiar en la absolución de los trabajadores, que "sólo estaban trabajando como periodistas". "No tenemos una agenda, no tenemos nada en contra de Egipto, no mentimos ni falseamos información", ha subrayado.
REPRESIÓN CONTRA HERMANOS MUSULMANES
El golpe militar de julio de 2013 que derrocó al entonces presidente, Mohamed Mursi, supuso el inicio de una persecución contra Hermanos Musulmanes, ahora proscrito por unas autoridades que lo catalogan como grupo terrorista. La semana pasada, un tribunal condenó a muerte a más de medio millar de islamistas por su responsabilidad en la muerte de un policía.
Asimismo, otro tribunal aplazó el martes hasta el 28 de abril el juicio contra el guía supremo de Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, y otros 682 miembros de la formación por cargos que incluyen el asesinato. Por último, el fiscal general ordenó el miércoles que 919 miembros del grupo sean juzgados por cargos que incluyen terrorismo y asesinato.
Las críticas por parte de diversas ONG internacionales contra el Ejecutivo interino por sus medidas represivas contra los manifestantes y los opositores y su decisión de catalogar a Hermanos Musulmanes como organización terrorista han sido constantes en los últimos meses.
Las fuerzas de seguridad han matado a miles de seguidores de la organización islamista y unos 400 militares y policías han muerto, muchos de ellos en ataques de milicianos islamistas en la península del Sinaí, que hace frontera con Israel y la Franja de Gaza.