Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aplazado una vez más y hasta el 26 de abril el juicio contra Mubarak por la muerte de manifestantes

El Tribunal Criminal de El Cairo ha anunciado este jueves su decisión de posponer una vez más, en esta ocasión hasta el 26 de abril, el juicio contra el expresidente Hosni Mubarak y el exministro del Interior Habib al Adli, entre otros, por su presunta responsabilidad en la muerte de manifestantes durante el levantamiento popular contra su Gobierno en enero de 2011.
Mubarak se sienta de nuevo en el banquillo por la muerte de más de 800 manifestantes durante las revueltas que derivaron en su salida del poder. Aunque ya fue condenado en junio de 2012 a cadena perpetua por estos hechos, una corte de apelaciones ordenó en enero la repetición del juicio por "irregulares de procedimiento".
Tras agotarse el periodo máximo de dos años de detención, fue liberado e ingresado en un hospital militar, si bien sus hijos permanecen encarcelados.
El expresidente tiene abierto otro juicio junto a sus hijos Alaa y Gamal por la presunta malversación de 125 millones de libras egipcias (unos trece millones de euros) para obras de renovación de los palacios presidenciales.
Mubarak y sus dos hijos están acusados de utilizar esa cantidad de dinero de los fondos destinados a la Presidencia para llevar a cabo entre 2002 y 2011 compras de carácter personal para sus residencias en Heliópolis, Orabi, Katameya, Sharm el Shiej y Marina.
Los otros cuatro acusados en el caso son Mohi Eddin Abdel Hakim, antiguo miembro del Departamento Central de Comunicaciones de la Presidencia; Amr Mahmud Mohamed Jedr, que trabajó como ingeniero en el palacio presidencial; y Abdel Hakim Mansur y Magda Ahmed Hassan, que trabajaron como ingenieros en la Compañía de Contratistas Árabe.