Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Argelia acude este jueves a las urnas con el cuarto mandato consecutivo de Buteflika en el horizonte

Alrededor de 23 millones de argelinos acudirán este jueves a las urnas en unas elecciones a las que el actual presidente, Abdelaziz Buteflika, concurre una vez más como el principal candidato para imponerse y conseguir un cuarto mandato consecutivo.
Buteflika accedió a la Presidencia en 1999 y gestionó los últimos coletazos de la guerra civil iniciada en 1991 cuando el régimen anuló los resultados de unas elecciones en las que los islamistas habían obtenido la victoria.
Los comicios están marcados además por la práctica total ausencia del presidente en los actos de campaña en medio de los rumores sobre su delicado estado de salud.
Buteflika, de 77 años de edad, presentó a principios de marzo su candidatura a la reelección en uno de los pocos actos públicos en los que ha comparecido tras sufrir un derrame cerebral el año pasado. La salud del mandatario ha puesto en duda su capacidad para seguir dirigiendo el país.
Durante la campaña, el presidente ha estado representado por el exprimer ministro Abdelmalek Sellal, quien abandonó su cargo a finales de marzo para ponerse al frente de la candidatura del líder del Frente de Liberación Nacional (FLN).
Otros miembros importantes de su equipo de campaña son el exprimer ministro Ahmed Ouyahia (1995-1998; 2003-2006 y 2008-2012) y el también exprimer ministro y expresidente del Parlamento Abdelaziz Beljadem (2006-2008).
Entre todos ellos han defendido una política continuista y han dejado entrever que, pese a ello, el presidente planea enmendar la Constitución del país para "consolidar el sistema y permitir más democracia", así como introducir reformas para reducir la burocracia.
"La Constitución será revisada para consolidar el sistema y permitir más democracia y más respeto a todas las instituciones", dijo Sellal en uno de los actos de campaña.
PRINCIPAL RIVAL
Su principal rival en las elecciones será el exprimer ministro Alí Benflis, que ha hecho un llamamiento al "cambio pacífico" a través de las urnas.
El candidato, que ha presentado un proyecto de "renovación nacional", ha destacado que la solución a los problemas del país "está en manos de la juventud", por lo que ha apelado a implicar más a los jóvenes "en la gestión de los asuntos de la ciudad y en entregarles más responsabilidades".
Por otra parte, tras prometer llevar a cabo un proceso de "reconciliación nacional", ha descrito como un "paso positivo" la introducción de un sistema de cuotas para garantizar la presencia de mujeres en la esfera política. En este sentido, ha recalcado su posición "a favor de la igualdad entre hombres y mujeres".
Benflis ocupó el cargo de primer ministro entre 2000 y 2003, año en el que se convirtió en secretario general del Frente de Liberación Nacional (FLN). El exprimer ministro se presentó a las elecciones presidenciales de 2004, en las que se impuso el actual mandatario.
OTROS CANDIDATOS
Otras cuatro personas se han postulado a la carrera electoral. Los candidatos son el presidente del Frente Nacional Argelino (FNA), Musa Tuati; el presidente del Frente al Mustaqbal (FM), Abdelaziz Belaid; el presidente de la Coalición Argelina (RA), Alí Zaghdud; y la secretaria general del Partido de los Trabajadores (PT), Louisa Hanune.
El FLN, la Unión Nacional Democrática (RND), el Movimiento Popular Argelino (MPA) y la Unión por la Esperanza Argelina (TAJ), que forman parte de la coalición gubernamental, han expresado su apoyo a Buteflika.
Por otra parte, un total de cinco partidos han hecho llamamientos al boicot. Entre ellos están el Movimiento por la Sociedad de la Paz (SMP), la Agrupación por la Cultura y la Democracia (RCD), el Frente por la Justicia y la Democracia (FJD), Ennahda y el Jil Hadid.
Asimismo, varios candidatos independientes como Mohamed Tahar Yala y Kamel Benkusa se han unido al boicot, en el que también participa el movimiento Barakat, integrado por varias organizaciones civiles y que se opone a que Buteflika disfrute de un cuarto mandato.
EL PROCESO
Una vez finalizado en registro de votantes, llevado a cabo entre el 23 de enero y el 6 de febrero, un total de 22.880.678 argelinos están llamados a las urnas, entre ellos 12.418.468 hombres y 10.462.210 mujeres.
El sufragio es universal, directo y secreto, y, en caso de que ninguno de los candidatos logre el 51 por ciento de los votos en la primera ronda, se convocará una segunda vuelta entre los dos más votados.
Las presidenciales son de gran importancia, ya que el vencedor contará con una amplia gama de poderes que tras las enmiendas realizadas a la Constitución en 2002 y 2008, destinadas a ampliar y cimentar la posición de Buteflika y el FLN.
Entre dichos poderes destaca la capacidad de nombrar y cesar al primer ministro y su Gobierno, de forma que controla el Ejecutivo. Además, es comandante supremo de las Fuerzas Armadas, determina la política exterior y cuenta con amplias competencias legislativas.
El Ministerio del Interior ha cifrado en 49.971 los centros de votación, a los que se sumarán 167 unidades móviles para aquellos ciudadanos que tengan dificultades para acudir a dichos centros.