Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arranca la cacería de conejos de Semana Santa en Nueva Zelanda para acabar con 14.000 ejemplares

Este fin de semana tiene lugar en Otago Central, en Nueva Zelanda, la tradicional cacería de conejos de Semana Santa, una costumbre con 25 años de historia y en la que, cada año, decenas de cazadores salen a la caza de este pequeño mamífero que en gran parte del mundo representa la festividad de la Pascua.
Como cada año en esta región, durante 24 horas tiene lugar la caza de conejos, una especie que fue introducida por los colonos en la década de los '30 del siglo XIX y que rápidamente se ha extendido, hasta provocar plagas que cada año dañan los cultivos de grandes áreas de la Isla Sur.
En esta ocasión se celebra el 25.º aniversario de esta cacería, que arrancó en la mañana del viernes con 350 cazadores, organizados en 27 grupos diferentes, que se dividen en diferentes granjas de la zona para matar a los conejos de la zona.
Según la presidenta del club Alexandra Lions, Eugène Ferreira, que organiza la cacería, se espera que este año se reduzca la población de conejos en 14.000, una cifra que queda muy lejos de los cerca de 32.000 que se mataban hace tan sólo una década.
En 2013, la última cifra que consta en la página web de esta organización, la población de conejos en Otago Central se redujo en algo más de 18.000 ejemplares en 24 horas.
La 'Cacería de Semana Santa de Alexandra Lions' se organiza desde hace 25 años, cuando muchos granjeros de la zona intentaban luchar contra las plagas de conejos que acababan con sus huertos.
"Suena un poco triste", asegura Ferreira, "pero si no los cazamos, al final van a ser envenenados", en declaraciones recogidas por Radio NZ.