Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arranca el juicio contra Josef Fritzl

El inicio del juicio estará abierto a la prensa , mientras que el resto del proceso posiblemente sea a puerta cerrada, con excepción de la lectura de la sentencia, aunque todo depende de cómo transcurran las sesiones, ha dicho el portavoz.
Cargos
Fritzl, de 74 años, se encuentra en prisión preventiva en la penitenciaría de la misma ciudad en la que será acusado de homicidio por denegación de auxilio, esclavitud, violación, secuestro, incesto, coerción con agravantes y privación de libertad.
El cargo de homicidio contra Fritzl se incluye por la muerte a los tres días de nacer de uno de los siete bebés -fruto de la relación incestuosa con su hija- y cuyo cadáver el propio acusado reconoció haber quemado en la caldera del sótano.
El acusado ha reconocido los cargos de secuestro y violación, pero ha rechazado tener cualquier responsabilidad directa en el fallecimiento del bebé.
Tras varios meses de investigaciones reconstruyendo los 24 años que pasaron en el interior del zulo y tras las declaraciones de Elizabeth Fritzl y de sus dos hijos mayores, Kerstin (19 años) y Stefan (18 años) ante la juez que instruye el caso, Andrea Humer, todo está listo para que un jurado popular formado por 8 personas juzgue al monstruo. 
Penas
La ley austriaca, al igual que la británica, no permite que se acumulen los cargos . Así que, aunque el jurado encuentre culpable a Josef Fritzl de todo lo que se le imputa , no podrá ser condenado por todo ello. Sólo cumplirá la condena que conlleve el mayor número de años en prisión, que en este caso serían el secuestro y la privación de libertad, penas que conllevan un máximo de entre 10 años y 15 de prisión. La fiscalía, con Christiane Burkheiser a la cabeza, ve "extremadamente difícil" probar el homicido, el único cargo penado con cadena perpetua e incluso la violación ante la falta de evidencias forenses. Así, los cargos que, según la fiscalía, se podrá probar con certeza son los de secuestro y privación de libertad.
En cuanto el jurado tenga un veredicto deberá consultar la sentencia con un panel de tres jueces expertos. 
Su abogado defensor, Rudolf Mayer, afirma que su defendido no es responsable de sus actos y que debe ir a una institución psiquiátrica. "Mi opinión personal es que Josef Fritzl es un enfermo psíquico y por tanto no es responsable de sus actos. Mi cliente no debe ser encerrado en una cárcel, sino en una institución psiquiátrica".