Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arrestado un hombre presuntamente relacionado con el asesinato de un antiguo líder del IRA de Continuidad

Un hombre de 26 años ha sido arrestado este sábado por su supuesta relación con el asesinato ayer de Tommy Crossan, uno de los antiguos líderes del IRA de Continuidad, una escisión del Ejército Republicano Irlandés.
Crossan murió de varios disparos realizados por tres hombres, según las primeras investigaciones, a plena luz del día frente a un depósito de combustible de Belfast, según el concejal Alex Atwood
La Policía norirlandesa ha informado al diario británico 'The Telegraph' que el detenido está siendo interrogado en una comisaría de Antrim.
Crossan, de 43 años, cumplió una condena de seis años de prisión hace una década por el atentado a una comisaría de Policía de Belfast. Las autoridades temen que su asesinato, que ha tenido lugar a plena luz del día, reavive las tensiones entre los disidentes republicanos, inmersos en luchas de poder internas.
Por otro lado, la muerte de este exlíder del CIRA ha tenido lugar poco después de que otro integrante de la organización, Declan Smith, fuese asesinado a la salida de una guardería de Dublin a finales del mes de marzo.
El concejal laborista Colin Keenan, que reside cerca de la escena del asesinato, ha condenado los hechos. "Estuve en la escena del crimen poco después de este trágico evento y extiendo mis sentidas condolencias a la familia de la víctima", ha afirmado.
"Hemos esperado durante tiempo que la sombra de la muerte se haya levantado de Belfast. El suceso de hoy es un recordatorio terrible y trágico del conflicto violento del pasado", ha lamentado Keenan.
Las autoridades están investigando la posibilidad de que haya integrantes de organizaciones republicanas detrás de este asesinato, además del hecho de que Crossan hubiese recibido varias amenazas de muerte con anterioridad, según la cadena británica BBC.
Algunos de los rumores que circulan por la ciudad apuntan a que Crossan era un agente de los servicios de seguridad británicos y había sido asesinado en venganza por delatar a sus excompañeros. Sin embargo, este tipo de justificaciones suelen ser una excusa para ocultar refriegas de carácter más personal.