Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asciende a 22 el número de muertos tras el hundimiento de un ferry en Bangladesh

El balance de muertos tras el hundimiento de un ferry en el río Padma, en Bangladesh, ha ascendido a 22, después de que los servicios de rescate hayan encontrado los cadáveres de varias personas río abajo, según ha informado el diario bangladeshí 'The Daily Star'.
Los familiares de los desaparecidos han expresado su frustración y enfado por lo que han descrito como incapacidad de las autoridades para hacer frente a la situación. Asimismo, han pedido que, una vez descartado que más gente vaya a ser encontrada con vida, al menos se localicen los cadáveres.
Este miércoles, las que investigan el hundimiento del ferry, en el que viajaban 25o personas --una cifra muy superior a su capacidad--, han acusado de asesinato al propietario y a otras cinco personas.
El ferry MV Pinak-6 se hundió el pasado lunes en el río Padma, crecido por las lluvias monzónicas, a unos 30 kilómetros al suroeste de la capital, Dacca. La Policía busca ahora entre los supervivientes al capitán, al propietario y otros cuatro para responder ante los cargos que pesan contra ellos.
La agencia les ha acusado de admitir más pasajeros de los permitidos, fletar un ferry con la licencia expirada y desobedecer las instrucciones de la autoridad del río, que había advertido de las malas condiciones climatológicas para la navegación.
"La Policía está intentado arrestarles, pero todos están escondidos", ha dicho el subcomisario del distrito de Munshiganj, Mohammad Saiful Hasan Badal, donde se hundió el barco. "Si las acusaciones se demuestran, se les podría aplicar la pena capital, ya que el caso ha sido abierto como asesinato", ha añadido.
Esta zona de Bangladesh, con grandes extensiones de aguas continentales y con una escasa normativa de seguridad, tiene un elevado número de accidentes de ferry y los muertos muchas veces se elevan a cientos.
Esta es la primera vez que se demanda al propietario de un ferry o a la tripulación por infringir las normas de seguridad en Bangladesh.
El comité de investigación, constituido tras los hundimientos, ha recomendado cambios en la regulación, pero el exceso de viajeros sigue siendo un factor común de los accidentes. El Pinak tenía capacidad para 85 pasajeros, según la autoridad de transportes.