Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ascienden a 22 muertos y 65 heridos el balance de una nueva ola de atentados en Bagdad

Al menos 22 personas han muerto y 65 han resultado heridas este sábado en una cadena de atentados con coches bomba perpetrados en varios distritos de Bagdad, la capital iraquí, según ha confirmado la Policía iraquí.
En el más sangriento de los ataques, registrado en el barrio de Mansur, en el oeste de Bagdad, seis civiles han perdido la vida y doce han resultado heridos, según fuentes policiales citadas por la agencia estatal de noticias china, Xinhua.
El estallido de un coche bomba en el barrio periférico de Topchi se ha cobrado la vida de cuatro civiles y ha herido a otros trece. En otro atentado de similares características, tres personas han fallecido y 12 han resultado heridas en el distrito de Utaifiya, en el norte de la capital iraquí.
En otros dos atentados con coche bomba, en los barrios de Jamá y Nahda, se han registrado, respectivamente dos muertos además de 10 heridos, y tres víctimas mortales así como cuatro heridos.
En el oeste de Bagdad, en el municipio de Adeal, dos cohetes han provocado el fallecimiento de tres personas y nueve han sufrido heridas de diversa consideración, mientras que la explosión de un artefacto explosivo situado en las inmediaciones de una carretera del distrito de Amiriya un civil ha perecido y cinco han sido heridos.
Irak sufre desde hace meses una de las peores olas de violencia insurgente de los últimos años. De acuerdo con la Misión de Asistencia de la ONU para Irak, un total de 8.868 iraquíes, de entre ellos 7.818 civiles y agentes policiales, perdieron la vida el año pasado, la cifra más alta en una década.