Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asesinan en Pakistán al periodista y activista por los DDHH Khurram Zaki mientras cenaba en un restaurante

Un grupo de hombres armados aún sin identificar ha asesinado, este sábado por la noche, al activista por los Derechos Humanos Khurram Zaki, experiodista y editor de 'Let us build Pakistan', un portal de reflexión crítica sobre política paquistaní, mientras cenaba en un restaurante en la ciudad de Karachi, según medios locales.
El jefe de la Policía del distrito central de Karachi, Muqadas Haider, ha indicado al diario paquistaní 'Dawn' que cuatro hombres armados que circulaban en dos motocicletas abrieron fuego contra Zaki mientras estaba en un restaurante del Sector 11. Otras dos personas, uno de ellos un periodista, también resultaron heridos de gravedad en el ataque.
Zaki era un crítico muy activo en redes sociales y activista por los Derechos Humanos. En 'Let us build Pakistan', del que era editor, buscan difundir "puntos de vista religiosos liberales" y condenar "el extremismo en todas sus formas".
Según su perfil de Twitter (@intaffairs), Zaki había sido jefe de Actualidad en el canal de televisión paquistaní News One.
El editor jefe de 'Let us build Pakistan', Alí Abbas Taj, ha ofrecido condolencias en nombre del portal "a la nación paquistaní" por la muerte del "mártir" y "activista líder" Khurram Zaki. "Después de Shaheed Irfan Khudi Alí, de Quetta, Zaki es el segundo miembro del equipo editorial de 'Let us build Pakistan' que es objeto de combatientes de Takfiri Deobandi", en referencia a un grupo que el propio Taj define como "una rama que representa a una parte mutante influida por el wahabismo de la secta suní 'hanafi'".
Según explica, Zaki había sido objetivo de una "campaña sistemática de odio" organizada por seguidores de esta facción, en particular por Shamsuddin Amjad, del partido paquistaní Jamaat-e-Islami, en colaboración con el prohibido Sipah-e-Sahaba.
Amjad, junto a otros "fanáticos protalibán", había publicado recientemente imágenes en una cuenta de Facebook incitando a la violencia y el odio contra Zaki, al que Taj define como "un enorme periodista y activista" con "credenciales y contribuciones más valiosas que muchos en otros medios tradicionales u ONG que callan ante los ataques sistemáticos contra musulmanes chiíes, sufíes suníes, cristianos y miembros de otras comunidades en Pakistán a manos de los combatientes de Takfiri Deobandi".