Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El asesinato de Foley destapa la brutalidad de los yihadistas europeos en Irak

Cada vez más occidentales se unen a grupos terroristas como Estado Islámico para combatir en Siria e Irak. Son los nuevos yihadistas. Se calcula que hay unos 3.000 entre sus filas. La guerra santa se ha convertido en un imán para estos voluntarios procedentes de Reino Unido, Alemania, Francia y España. En vídeos como éste donde vemos a jóvenes yihadistas británicos intentan a traer a más combatientes a través de las redes sociales. Precisamente el yihadista que decapita al periodista James Foley podría pertener a un grupo de británicos que custodian a los secuestados en Siria por su nacionalidad se les llama "Los Beatles". También hay norteamericanos como éste que viajó a Siria para unirse a Al Qaeda y morir en nombre de Alá. Es el primer terrorista suicida estadounidense de la historia. En España, periodicamente la policía detiene a hombres que actúan de enlace para enviar nuevos combatientes a Siria o Irak. Pero hace unas semanas interceptaron a estas dos mujeres de 19 y 14 años justo antes de partir para unirse al conflicto. Los agentes se quedaron sorprendidos por el fanatismo de la más joven.