Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ashton pide a Irán un nuevo juicio a la condenada a muerte por asesinar a un hombre que intentó abusar de ella

La Alta Representante de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, ha pedido este viernes a las autoridades iraníes la celebración de un nuevo juicio contra la mujer condenada a pena de muerte por asesinar a un hombre que, según su testimonio, intentó abusar sexualmente de ella.
"Estamos profundamente preocupados por las informaciones sobre la inminente ejecución de Reyhaneh Jabbari, que ha sido condenada a muerte por el asesinato de un hombre", ha afirmado el portavoz de Ashton a través de un comunicado.
La jefa de la diplomacia europea ha hecho referencia al testimonio de Jabbari, que asegura que asesinó al hombre en defensa propia cuando intentaba abusar sexualmente de ella. Por ello, ha pedido la celebración de un nuevo juicio, a raíz de las "cuestiones" que han surgido sobre la "integridad" del proceso.
En este sentido, el portavoz de Ashton ha subrayado su "profunda preocupación" por el alto número de ejecuciones realizadas en Irán durante este año, por lo que también ha hecho un llamamiento a las autoridades iraníes para que se abstenga de emplear esta condena.
El caso de Jabbari ha llamado la atención de la comunidad internacional a raíz de la denuncia de activistas a través de Internet. Amnistía Internacional (AI) ha asegurado que la investigación sobre lo sucedido ha sido "muy defectuosa".
Jabbari, de 26 años, fue arrestada en 2007 por el asesinato de Morteza Abdolali Sarbandi, un antiguo empleado del Ministerio de Inteligencia iraní. Tras su detención fue encarcelada en aislamiento durante dos meses, durante los que no tuvo acceso a un abogado o su familia, antes de ser sentenciada a muerte por un tribunal criminal de Teherán en 2009.