Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ashton deplora el asesinato de un político local serbokosovar y pide llevar a responsables ante la justicia

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, ha "deplorado" la muerte a tiros de Dimitrije Janicijevic, un político serbokosovar miembro de un partido integrado en la coalición del Gobierno de Pristina en Mitrovica, en el norte de Kosovo, y ha dejado claro que espera que haya una investigación "rápida" del caso para llevar a los responsables "ante la Justicia".
"Cualquier utilización de la violencia es inaceptable", ha manifestado Ashton a través de un comunicado de su portavoz, en el que traslada sus "condolencias" a las familias y amigos de la víctima.
"La alta representante deplora la muerte de Dimitrije Janicijevic, consejero municipal del Norte de Mitrovica, en el norte de Kosovo la pasada noche" y "espera una investigación rápida" del caso para llevar a los responsables "ante la Justicia", ha manifestado en la nota.
Dimitrije Janicijevic, un político serbokosovar de 35 años miembro de un partido integrado en la coalición del Gobierno de Pristina, ha muerto tiroteado en el exterior de su apartamento en Mitrovica en la noche del miércoles al jueves.
El Gobierno que lidera el primer ministro, Hashim Thaçi, creen que el crimen ha sido obra de radicales serbokosovares que se oponen al acuerdo alcanzado con el Ejecutivo de Serbia bajo la mediación de la Unión Europea y que contempla que Belgrado deje de ejercer su control en el norte de Kosovo, cuya población es mayoritariamente serbokosovar.
Janicijevic fue candidato a alcalde de Mitrovica a finales de 2012, en las primeras elecciones municipales en el norte de Kosovo como parte del acuerdo sellado por Belgrado y Pristina para integrar bajo la autoridad del Gobierno central kosovar este territorio que había permanecido al margen desde la declaración de independencia, en febrero de 2008.
Los serbokosovares más radicales rechazan los compromisos alcanzados con el Gobierno kosovar, lo que ha hecho que aumenten las tensiones en Mitrovica desde el acuerdo sellado entre los dos países en abril de 2013, por el que Belgrado aceptó ceder su control en ese territorio a cambio de iniciar las conversaciones para negociar su adhesión a la Unión Europea. La primera ronda de negociaciones de adhesión tendrá lugar el próximo 21 de enero en Bruselas.