Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Assad está dispuesto a convocar elecciones presidenciales si existe "voluntad popular"

El presidente de Siria, Bashar al Assad, se ha mostrado dispuesto a convocar elecciones presidenciales anticipadas si existe una "voluntad popular" para que así sea, ya que ha advertido de que no promoverá ninguna nueva votación sólo porque lo pidan "algunas fuerzas de la oposición".
Durante una entrevista con la agencia rusa Sputnik, Al Assad se ha referido a la posibilidad de llamar a los sirios a las urnas para decidir la jefatura de Estado. "Eso depende de la postura del pueblo sirio, de si hay voluntad popular para celebrar elecciones presidenciales anticipadas", ha explicado.
"Si hay esta voluntad, por mí no hay problema", ha apostillado el mandatario, que considera "natural" ceder ante la petición de la ciudadanía y no ante "algunas fuerzas de la oposición". En este sentido, ha subrayado que "es un asunto que concierte a todos los ciudadanos, porque todos votan por el presidente".
Al Assad ha afirmado que un presidente "no puede funcionar sin el apoyo popular" y "siempre debe estar listo" para someter su mandato a una consulta pública.
CON MATICES
La declaración de Al Assad marca un punto de inflexión en su rechazo frontal a la celebración de comicios anticipados, aunque los matices que ha introducido el propio presidente, así como el persistente conflicto, hacen difícil que dicha votación llegue a celebrarse en el corto plazo.
El dirigente ha recalcado que las hipotéticas elecciones presidenciales son "un asunto completamente diferente" a las parlamentarias, que ya han sido convocadas para el 13 de abril. Así, ha sugerido que su cargo no está en cuestión y que serán las legislativas las que definirán "el equilibrio de poderes en la arena política".
Además, en relación a los problemas logísticos que acarrearía una votación presidencial, Al Assad ha reconocido que su régimen aún no ha discutido siquiera detalles técnicos. Sí ha defendido, no obstante, que sea una votación popular y no parlamentaria, ya que "cuantos más sirios participen más fuertes serán las elecciones".