Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atentado suicida sin víctimas en Yemen contra investigadores surcoreanos

Un suicida detonó hoy un cinturón de explosivos adosado a su cuerpo en el Yemen contra investigadores surcoreanos que llegaron a Saná para esclarecer el reciente asesinato de cuatro turistas de su país, y la única víctima fue el autor del ataque.
El Ministerio del Interior confirmó en un comunicado que el atentado tenía como objetivo a los investigadores y señaló que el ataque se perpetró cuando el grupo se disponía a abandonar el país.
El texto agregó que el cuerpo del suicida quedó totalmente destrozado a consecuencia de la deflagración.
La Policía empezó de inmediato a investigar el suceso para identificar al agresor y facilitar más datos en las próximas horas, agregó la nota.
Con anterioridad, fuentes policiales habían apuntado a Efe que el ataque se produjo cuando los investigadores pasaban por una carretera que conecta Saná con el aeropuerto internacional de la capital, poco después de que el equipo llegara a la terminal aérea.
En la comitiva también había diplomáticos de la misma nacionalidad.
Las fuentes agregaron que la explosión se produjo segundos antes de que el equipo pasara por el área, y por eso no hubo víctimas.
Los investigadores surcoreanos habían llegado al Yemen para investigar el asesinato de cuatro turistas coreanos y de un conductor yemení, perpetrado el domingo pasado en el sudeste del país por un suicida que la Policía sospecha era miembro del grupo terrorista internacional Al Qaeda.
Yemen es el centro de operaciones de Al Qaeda en la península arábiga, a pesar de los esfuerzos del Gobierno yemení por terminar con este grupo terrorista, autor de varios atentados en los últimos años contra turistas e instalaciones diplomáticas.
El 2 de julio de 2007, ocho turistas españoles fallecieron cuando un coche-bomba chocó contra su vehículo mientras visitaban un sitio arqueológico del este de Yemen.