Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia Nacional juzgará a la alcaldesa de Hernani por pedir aplausos para los etarras de la T-4

La alcaldesa de Hernani (Guipúzcoa), Marian Beitialarrangoitia (ANV), será juzgada próximamente en la Audiencia Nacional acusada de un delito de enaltecimiento del terrorismo por pedir un "chaparrón" de aplausos para los etarras Igor Portu y Mattin Sarasola, presuntos autores del atentado en la T-4 de Barajas.
Así lo ha acordado hoy el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz en un auto en el que ordena la apertura de juicio oral por estos hechos a petición de la Fiscalía, que el pasado día 3 reclamó un año de cárcel para Beitialarrangoitia por enaltecer el terrorismo.
Cuando la alcaldesa pidió ese aplauso de apoyo a ambos etarras, el 12 de enero de 2008, Portu y Sarasola acababan de ser detenidos y alegaron haber sufrido torturas, denuncia a la que hace diez días dio curso un juez de San Sebastián al apreciar indicios de un delito de tortura por parte de quince guardias civiles que participaron en su arresto.
Según el escrito de acusación del fiscal, el 12 de enero de 2008, "con ocasión de la presentación de las candidaturas" de Acción Nacionalista Vasca (ANV) en el polideportivo Anaitasuna de Pamplona (Navarra), Beitialarrangoitia accedió al estrado y "con el decidido propósito de elogiar públicamente a los miembros" de ETA, tuvo palabras de apoyo para los dos presuntos etarras.
La alcaldesa manifestó: "Antes de nada, este ánimo, abrazo y este chaparrón de aplausos que nos habéis ofrecido, lo más caluroso posible, a Igor Portu, Mattin Sarasola y a todos los presos políticos vascos que se encuentran dispersados en las cárceles de Francia y España. ¡Os queremos!".
En ese momento el público dio gritos a favor de ETA y de Portu y Sarasola y aplaudió "las palabras de la encausada", para la que además de la pena de cárcel el fiscal pide siete años de inhabilitación absoluta.
En el escrito del fiscal no aparece no obstante otra parte del discurso de la alcaldesa al que hizo referencia el juez Santiago Pedraz al transformar esta investigación en procedimiento abreviado, después de que la Sala de lo Penal le ordenara reabrir esta causa que él había archivado al entender que los hechos no eran constitutivos de un delito de enaltecimiento.
Según Pedraz, tras los aplausos, la alcaldesa añadió: "En Euskal Herria todo el mundo lo sabe: aquí se tortura, todos los cuerpos policiales y represivos utilizan la tortura sistemáticamente contra los independentistas vascos".