Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumenta a 13 el balance de muertos tras derrumbarse un edificio de 6 plantas en Nairobi

Al menos 13 personas han muerto y otras 69 siguen desaparecidas tras el derrumbe de un edificio de seis plantas en la calle Lenana de la capital de Kenia, Nairobi, que tuvo lugar este viernes después de una jornada de fuertes lluvias.
Si bien 135 personas ya han sido rescatadas, aún queda gente entre los escombros del bloque, pero los equipos de rescate, compuestos por Cruz Roja de Kenia, las Fuerzas de Defensa, Ambulancias de St. John, el Equipo de Rescate Sonko y el Servicio Nacional Juvenil, se han quejado de que la zona en la que se encuentra el edificio derrumbado es "demasiado estrecha", según indican al diario keniano 'Daily Nation'.
Esto les obliga a continuar con las operaciones de forma manual, ya que "es imposible usar maquinaria pesada", ha indicado un agente de Cruz Roja de Kenia. Las condiciones atmosféricas también son un obstáculo en las operaciones de rescate que, añadidas a la cantidad de viandantes y curiosos que se agolpan en las inmediaciones del bloque, dificultan seriamente el acceso a los escombros.
El vicegobernador de Nairobi, Jonathan Mueke, que este sábado se dirigió a las víctimas del accidente para consolarlas, ha asegurado que el derrumbe había sido inevitable porque el bloque estaba construido sobre un terreno húmedo.
"El edificio se construyó sobre el terreno de una ribera y no fue aprobado por el Gobierno del condado", ha indicado Mueke. Asimismo, ha ordenado a todos los residentes evacuar la zona de forma inmediata. "La integridad estructural de estos edificios es desconocida y para salvar sus vidas y las de sus familias, tienen que evacuar", ha lamentado.
Más del 70 por ciento de los edificios de Nairobi no cuentan, según Mueke, con aprobación gubernamental. El presidente del país, Uhuru Kenyatta, ordenó en enero de 2015 una auditoría de todas las estructuras de la ciudad después de una serie de tragedias similares a esta. La Policía está ahora buscando al propietario de la instalación, conocida como urbanización Huruma, ubicada entre la Embajada de Rusia en el país y el Departamento de Defensa.
Un residente del edificio Huruma ha asegurado que los habitantes del bloque ya se habían quejado antes de las condiciones del edificio.