Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumenta la homofobia en Italia después de varias agresiones en diferentes ciudades del país

El verano ha sido duro para los homosexuales en Italia. Un hombre acuchillado por frecuentar un local gay, el incendio de uno de los bares más populares de ambiente en Roma, dos turistas golpeados en Nápoles por afeminados y el último, ocurrido la pasada noche, el lanzamiento de dos petardos contra una terraza en la zona rosa de la capital. Son los antecedentes que han provocado la alarma en la comunidad de homosexuales, lesbianas y transexuales italianos, que hablan de un aumento de las agresiones.
La agresión más reciente ha ocurrido en Roma después de que cuatro cabezas rapadas lanzaran dos petardos en medio de una terracita de la calle gay de la capital italiana, según publican los . principales periódicos de este país
Los artefactos dejaron una motocicleta incendiada, daños en el mobiliario urbano y un herido leve. Sin embargo, este incidente, ocurre tras un verano difícil para los homosexuales en Italia.
La comunidad gay ha sufrido una serie de agresiones que las asociaciones por el derecho de los homosexuales en Italia ven con alarma. "Es un acto de terrorismo y confirma la emergencia homofobia", comenta el último ataque el presidente de Gaynet, Franco Grillini, que condena el tinte "político" de lo que está ocurriendo desde hace tiempo.
En opinión del también ex presidente de Archigay, una de las más importantes asociaciones que luchan contra la discriminación en Italia, las agresiones "son obra de fanáticos y grupos neonazis que se sienten legitimados con la victoria de la derecha en las últimas elecciones políticas".
Solo en agosto la comunidad Lgbt en Italia ha sido víctima de unas cuatro agresiones.
El intento de incendiar 'La vaca asesina', uno de los locales insignias de los homosexuales y transexuales en Roma, el acuchillamiento y la intimidación a un chico por besar a otro y el ataque de la pasada noche y  la paliza que una veintena de personas le pegó a dos turista en Nápoles por considerarlos una pareja gay demuestran que la intolerancia va 'in crescendo' en el país de Passolini.
Aurelio Mancuso, presidente de Arcigay, ha denunciado "los graves episodios de violencia que se están multiplicando en torno a los lugares frecuentados por la comunidad", además ha pedido a las autoridades más implicación en estos delitos.