Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumentan los llamamientos a enmendar los Acuerdos de Camp David para fortalecer la seguridad en el Sinaí

El ministro de Asuntos Parlamentarios de Egipto, Mohamed Mahsub, ha abogado este lunes por enmendar los Acuerdos de Camp David --firmados en 1979 por los entonces presidente egipcio, Anwar el Sadat, y primer ministro israelí, Menachem Begin, mediante los cuales Egipto e Israel firmaron la paz-- para fortalecer la seguridad en la península del Sinaí a raíz del ataque ejecutado el domingo contra una comisaría egipcia en el Sinaí en el que murieron 16 soldados y el posterior intento de infiltración en la frontera israelí.
"Lo que pasó en el Sinaí es una herida profunda. Debemos replantear los acuerdos de seguridad (estipulados en los Acuerdos de Camp David) respecto a las restricciones de movimientos de nuestras tropas (en la península del Sinaí)", ha manifestado Mahsub.
El tratado de paz prohíbe a Egipto desplegar a sus Fuerzas Armadas o armamento pesado en las regiones norte y este de la península. El ataque del domingo fue perpetrado precisamente en la zona norte del Sinaí, cerca de la frontera con Israel.
Los llamamientos a introducir enmiendas en los acuerdos ya resonaron en el país en agosto de 2011 tras la muerte de cinco guardias fronterizos egipcios a causa de fuego israelí, en lo que Tel Aviv describió como un error mientras perseguía a un grupo de personas que pretendía infiltrarse en el país.
El domingo, el excandidato presidencial Abdelmoneim Abul Fotoh pidió al Ejército egipcio que se hiciera con el control del Sinaí y enmendara el tratado de paz con Israel. "La sangre que se ha derramado debería forzar a Egipto a asumir el control total, sin las restricciones impuestas por este tratado injusto --en referencia a los Acuerdos de Camp David-- que impide el despliegue de las Fuerzas Armadas egipcias desplegarse en territorio egipcio", dijo.
Asimismo, el exsecretario general de la Liga Árabe Amr Musa ha solicitado la modificación del tratado de paz. Musa, que también fue candidato presidencial, ha alabado también el cierre de las fronteras con la Franja de Gaza, aunque ha subrayado su firme apoyo a la causa palestina.
Por su parte, el también excandidato presidencial Ayman Nour --líder del partido Ghad al Thawra-- ha pedido al presidente, Mohamed Mursi, que renegocie los términos de los acuerdos para permitir el despliegue del Ejército egipcio en el Sinaí, según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.
EL ATAQUE
El domingo, un presunto grupo yihadista lanzó un ataque armado contra una comisaría ubicada en la provincia de Sinaí Norte, tras lo que se hizo con el control de dos vehículos blindados con los que embistieron contra la valla de la frontera para penetrar en territorio israelí. El Ejército israelí respondió de inmediato al ataque y nada más cruzar la frontera se produjo un tiroteo. La aviación respondió también con rapidez y el segundo blindado fue bombardeado.
Durante el suceso, las fuerzas de seguridad israelíes ordenaron a los residentes en el área de Kerem Shalom --cerca de la frontera con Egipto y la Franja de Gaza-- que permanecieran en sus casas ante el peligro de que los asaltantes intentaran llevar a cabo un secuestro.
A pesar de que el Ejército egipcio, que sigue ostentando un gran poder, ha llamado "infieles" a los supuestos yihadistas que ejecutaron el ataque, Hermanos Musulmanes ha afirmado que el ataque "puede ser atribuido al Mossad", los servicios secretos israelíes para el exterior. El objetivo, según afirma el grupo en su página web, es boicotear el mandato de Mohamed Mursi, candidato de los Hermanos Musulmanes recientemente elegido presidente de Egipto.
Sin embargo, el Gobierno israelí ha desmentido que tenga relación alguna con el ataque y ha subrayado que "incluso la persona que dice esto, cuando se mira a sí mismo en el espejo no se cree el sinsentido que está diciendo".
Hasta el momento, ningún grupo ha reclamado la autoría del ataque, aunque la Fiscalía Militar egipcia ya ha lanzado una investigación para desvelar quiénes fueron los responsables del mismo. Este lunes, miembros de la fiscalía han acudido durante al hospital Al Arish, donde se encuentran ingresados los soldados heridos, para escuchar sus testimonios acerca de lo que ocurrió en el ataque.