Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumentan a 111 los detenidos por las protestas de Londres contra el G-20

Los grupos anticapitalistas cumplen más de 13 horas de protesta fuera de las instalaciones del Centro ExCel, donde se celebra la reunión, mientras dentro continúan reunidos los mandatarios.

De acuerdo con versiones oficiales, el hombre que falleció este miércoles, de unos 40 años, murió a causa de varias heridas con botellas que le fueron lanzadas.

Este miércoles, más de cinco mil manifestantes protestaron en el centro financiero de la ciudad, en movilizaciones que terminaron con enfrentamientos con miembros de la policía, equipos y ventanas destruidas o incendiadas, y armas decomisadas.

Alta vigilancia

Pero este jueves las cosas son muy diferentes. Provistos de un gran despliegue de seguridad, las murallas del Centro ExCel y las vías aledañas continúan cercadas y vigiladas por la policía.

En el exterior, más de 200 manifestantes han gritado consignas y han cantado, tras montar un juego inmenso de "Monopolio". La policía les permitió ocupar sólo un espacio, justamente cerca de las rejas de seguridad.




Las manifestaciones continuarán Algunos de los manifestantes expresaron que pese a la restricción de acceso realizarán protestas contra la guerra en Irak en las áreas vecinas al ExCel.

En el caso del "campamento provisional" planeado por "Climate Camp", cientos de sus integrantes fueron impedidos para acampar en la avenida Bishopsgate, en pleno centro de la City financiera.

La alianza de los grupos anticapitalistas, llamada "G20 Meltdown", ha señalado que las protestas continuarán "porque son necesarias".

"Nos han robado"

"Nos han robado", declaraba Vinzcente Oliver, de 22 años, del norte de Inglaterra, protestando por cómo los bajos tipos de interés están afectando a ahorradores y pensionistas. "Vengo para apoyar a los mayores que han estado trabajando todos estos años. Si robáramos algo iríamos a la cárcel." La Policía dispuso un gran operativo de seguridad para el G20, cuyo coste está estimado en 7,5 millones de libras (unos 8,4 millones de euros) y en el que participan agentes de seis fuerzas del orden, principalmente de los condados que rodean la capital. RSO