Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Australia expulsa a un clérigo musulmán que apoyó la pena de muerte para homosexuales en ciertos casos

Un clérigo musulmán ha sido expulsado este miércoles de Australia apenas unos días después de defender sus comentarios apoyando la pena de muerte para los homosexuales en ciertos casos.
El jeque Farroj Sekaleshfar, quien se encontraba de visita en la localidad de Sídney, hizo dichos comentarios en la Universidad de Michigan hace tres años, palabras que han sido vinculadas en los últimos días a la matanza en un bar de ambiente en la ciudad estadounidense de Orlando.
El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, ordenó una revisión urgente de su visado, argumentando que Australia tiene "una tolerancia cero con la gente que viaja al país para predicar odio".
Sekaleshfar ha dicho que sus comentarios fueron realizados durante un acto académico, lamentando que fueran grabados y publicados. Asimismo, ha agregado que aboga por la pena de muerte para aquellos homosexuales que mantengan relaciones en público en países en los que rija la ley islámica.
"¿Cuándo se plantearía teóricamente esta cuestión? En un escenario particular sobre el que hay tan pocas probabilidades de que pase que nunca he escuchado que ocurriera", ha defendido.
El clérigo ha expresado sus condolencias a los familiares de las víctimas de la matanza en Orlando, rechazando que sus comentarios puedan ser interpretados como una justificación de la masacre, según ha informado la cadena de televisión australiana ABC.
"Ese animal al que intentan conectarme (el responsable de la matanza, Omar Mateen), es un simpatizante del Estado Islámico, un seguidor de (Abú Bakr) Al Baghdadi --el líder del grupo yihadista--, y esos son criminales", ha criticado.
Sin embargo, ha reconocido que "si el Gobierno quiere tomar una decisión que la gente apoya, es respetable". "Simplemente quiero asegurar que este no es mi tema, mi especialidad no se centra en este área", ha remachado.