Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Austria propone suspender la ayuda de la UE a los países que no acepten a ciudadanos deportados

El ministro de Exteriores austríaco, Sebastian Kurz, ha defendido este jueves que la UE debería adoptar medidas como suspender su ayuda a aquellos países que se niegan a aceptar a sus ciudadanos deportados desde países europeos para presionarles.
"Como UE tenemos que no solo ser un 'global payer' (pagador global), sino que también debemos ser un 'globar player' (actor global)", ha defendido el ministro en declaraciones a un medio local. En opinión de Kurz, Europa debe presionar "si queremos que las devoluciones funcionen".
En este sentido, ha puesto como ejemplo a países como Marruecos, que recibe 480 millones de euros al año, o Túnez, con 414 millones al año y que "a pesar de ello se niegan a aceptar a aquellos a los que se denegó el asilo". El ministro conservador también ha mencionado entre estos países a Pakistán.
En opinión de Kurz, la cumbre europea del 18 y 19 de febrero es una "buena oportunidad" para abordar el asunto de la posible retirada de la ayuda como medida de presión.
Austria es uno de los países que se ha visto más afectados por la actual crisis de refugiados, ya que se ha convertido en punto de paso de los cientos de miles de inmigrantes y refugiados que se dirigen hacia el norte de Europa, en especial hacia la vecina Alemania, si bien la mayoría de ellos no se quedan en su territorio.