Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ayuntamiento de Los Ángeles podría ofrecer incentivos económicos para que la población vote

El Ayuntamiento de Los Ángeles ha anunciado que podría ofrecer un incentivo económico a la población para que acuda a las urnas en las elecciones locales. Esta decisión llega después de que los resultados de las últimas elecciones, celebradas en 2013, muestren la participación más baja de los últimos 100 años.
El pasado jueves, la Comisión de Ética recomendó que el Consejo de la Ciudad de Los Ángeles se plantee la creación de un sorteo con un premio en metálico para los ciudadanos que acudan a votar. El presidente de la Comisión, Nathan Hochman, ha declarado a la cadena Fox News que esta idea encara una crisis para la que no tiene otra solución "a largo plazo".
La vicepresidenta de la Comisión, Jessica Levinson, ha explicado que en un principio era escéptica con la idea y que es "deprimente" que haya que plantearse sobornar a los votantes. "¿Es una solución perfecta?", ha preguntado. "Absolutamente no, pero cuando como mucho uno de cada cinco votantes se manifiesta, tenemos que pensar de una manera creativa", ha dicho.
La Comisión ha pedido al Comité de Leyes, Elecciones y Relaciones Intergubernamentales del Consejo de la Ciudad de Los Ángeles que plantee un programa piloto que, de ser aprobado, podría ponerse en marcha en 2015 y que, aunque aún no se baraja una cantidad, podría tener un premio de 100.000 dólares (más de 75.000 euros) que saldrían de los fondos de contrapartida.
EL DEBATE DEL PUEBLO
El presidente del Consejo de la Ciudad de Los Ángeles, Herb Wesson, que también preside el Comité ha asegurado en un comunicado este martes que quiere oír la opinión de la población sobre la idea, que podría dar lugar a un "debate fascinante".
"Desde que puedo recordar, ha habido preocupación por la poca gente que ha votado en nuestras elecciones locales", ha dicho. "Antes de que se tome ninguna decisión, queremos explorar los pros y los contras y escuchar la opinión de tantos habitantes y expertos como sea posible", ha añadido.
La propuesta ya ha recibido sus primeras críticas, entre las que figura la del fiscal de California, Troy Slaten, que ha asegurado este miércoles que esto supone "una afrenta a la democracia". El fiscal ha indicado que esto podría atraer a votantes que podrían no saber nada de los candidatos y buscasen únicamente la recompensa económica.
Además, los residentes no parecen estar divididos y los comentarios críticos han aparecido horas después de que la página de Facebook sobre el evento se haya puesto en marcha. "Preferiría tener pocos votantes informados que hayan estudiado los temas y candidatos a tener un gran número que vaya y rellene cualquier casilla sólo para intentar ganar algunos dólares", decía uno de los comentarios.
La propuesta es perfectamente legal en el estado y, aunque las leyes federales prohíben ofrecer pagos a cambio de votos, California y Alaska no tienen restricciones al respecto. Además, Bochman y Levinson han insistido en que la participación en la lotería sólo se basaría en el acto del voto, no en su contenido.
Hochman ha comparado esta idea con el sistema de penalización o recompensa aplicado a la participación en los jurados y ha asegurado que los que piensan que esto podría degradar a la democracia se están equivocando de tema.
LOS ÍNDICES MÁS BAJOS
De acuerdo con los datos publicados por el diario 'Los Ángeles Times', sólo un 23,3 por ciento de los 1,8 millones de habitantes registrados de la ciudad ha votado en las elecciones a la Alcaldía de 2013, los datos mas bajos en más de 100 años.
Los resultados del alcalde se han dado con la menor cantidad de votos que cualquier alcalde recién elegido desde la década de los años 30 ha obtenido nunca. Además, la población de la ciudad es ahora el doble de grande de lo que era entonces.
Los votos recibidos por el nuevo edil suman un total de 22.300, un 12,4 por ciento del total de los votantes registrados. Esta elección ha sido también la más costosa desde 2001, con un presupuesto de más de 55 millones de dólares (41,3 millones de euros) sólo por los candidatos.
Esta participación, asegura el diario, ha llevado a las autoridades a considerar llevar a cabo esta votación el mismo día que las elecciones federales, que captan mayor atención y número de votantes.