Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Azerbaiyán logra su asiento como miembro no permanente del Consejo de Seguridad

Azerbaiyán ha sido elegido miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para el periodo 2012-2013, después de que Eslovenia, el otro aspirante, se retirara de la votación.
En la decimosexta votación, Azerbaiyán ha obtenido el apoyo mayoritario de los 193 miembros de la Asamblea General, aunque no los dos tercios necesarios para conseguir la plaza. La votación se resolvió con 39 votos de diferencia a favor de Bakú.
Así las cosas, Eslovenia ha decidido retirarse, aunque su delegación ha expresado su descontento ante el pleno. "No aprobamos el modo en que se ha llevado a cabo esta campaña, no aprobamos el modo en que se han celebrado estas elecciones", ha dicho un diplomático esloveno.
Tras la retirada de Eslovenia, 155 países han apoyado la candidatura de Azerbaiyán, con lo que finalmente ha conseguido su asiento como representante de Europa del Este en el máximo órgano decisorio de la organización internacional, por el que llevaba pugnando desde el viernes.
Ese mismo día, Pakistán, Guatemala, Togo y Marruecos consiguieron el respaldo necesario para ser elegidos como miembros del Consejo de Seguridad para dicho periodo, aunque solo el país latinoamericano lo hizo sin oposición alguna.
Los nuevos países sustituirán a partir del 1 de enero a Bosnia, Brasil, Gabón, Líbano y Nigeria, y se sumarán a los cinco con mandato hasta finales de 2012 --Alemania, Colombia, India, Portugal y Sudáfrica-- como miembros no permanentes. Rusia, Estados Unidos, Reino Unido, Francia y China ocupan de forma permanente un asiento y gozan de derecho a veto en las resoluciones y textos del Consejo.
Diplomáticos occidentales consultados por Reuters temen que con su llegada al Consejo de Seguridad Pakistán y Azerbaiyán se sumen al grupo de los BRICS --Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica-- en su oposición a las resoluciones de condena a la represión en Yemen y Siria.