Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban Ki Moon condena los atentados ejecutados el lunes en Kabul y el noreste de Afganistán

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha condenado este martes los atentados perpetrados durante la jornada del lunes en la capital de Afganistán, Kabul, y una localidad del noreste del país, que dejaron al menos 24 muertos.
En un primer atentado, al menos catorce contratistas de seguridad --la mayoría de nacionalidad nepalí-- que trabajaban para la Embajada de Canadá en Kabul murieron en un atentado suicida en la capital.
Minutos después, cinco personas, entre ellas un parlamentario afgano, resultaron heridas en un atentado con bomba lapa contra el vehículo de éste último, también en Kabul.
Posteriormente, al menos diez personas murieron y 40 resultaron heridas en un atentado con motocicleta bomba en la plaza principal de la localidad de Kisham, ubicada en la provincia de Badajshán (noreste).
En su comunicado, Ban ha expresado sus condolencias a las familias de las víctimas y al Gobierno de Afganistán y Nepal, reclamando que los responsables de los ataques sean llevados ante la justicia.
Los talibán han reclamado la autoría de sendos atentados en Kabul, mientras que el grupo yihadista Estado Islámico ha afirmado también estar detrás del ejecutado contra los contratistas, si bien esto no ha podido ser confirmado de forma oficial.