Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban Ki Moon condena el atentado cerca de un campamento de refugiados en Jordania

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha condenado este martes el atentado perpetrado durante la jornada cerca de un campamento de refugiados ubicado en Jordania, que se ha saldado con la muerte de seis guardias fronterizos.
En su comunicado, Ban ha expresado sus condolencias a las familias de las víctimas y ha mostrado su solidaridad al Gobierno y el pueblo de Jordania, al tiempo que ha expresado su "particular preocupación" por el hecho de que el atentado haya sido ejecutado cerca de un campamento de refugiados.
Por ello, ha reclamado a todos los gobiernos "a reforzar sus esfuerzos para combatir la lacra del terrorismo y el extremismo violento", dando su apoyo a las autoridades de Jordania en este contexto.
El vehículo cargado de explosivos ha estallado a pocos metros de distancia de un campo de refugiados sirios situado en una zona oriental de Jordania, en una zona cercana a las fronteras con Siria e Irak.
El Ejército ha dicho que varios vehículos más utilizados en el ataque han quedado destruidos y que otras catorce personas han resultado heridas en el ataque, que ha tenido lugar a las 5.30 hora local. El atentado es el primero de este tipo que sufre Jordania desde que comenzó la guerra en la vecina Siria en 2011.
En respuesta, el rey Abdalá II ha asegurado que Jordania "responderá con puño de hierro" frente a aquellos que atenten contra su seguridad, resaltando además el heroísmo y los sacrificios de los miembros de las fuerzas de seguridad.
"Tales actos criminales solo aumentarán nuestra determinación de confrontar el terrorismo y a las bandas terroristas que atacan al personal militar que protege la seguridad del país y sus fronteras", ha remachado el monarca.
Jordania ha permanecido estable a pesar de las primaveras árabes que sí se han notado en otros países de la región desde 2011 y no se ha visto afectada por la expansión del grupo terrorista Estado Islámico en Irak y en Siria.