Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban dice que viajó a Libia para respaldar a la población y al proceso político en marcha en el país

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha subrayado este domingo que la visita que realizó el sábado a la capital de Libia, Trípoli, tenía como objetivo "mostrar un compromiso con la población y el proceso político en marcha".
"La situación es extremadamente frágil", ha advertido, antes de señalar que estuvo acompañado por la ministra de Exteriores italiano, Federica Mogherini, y varios enviados especiales de otros países "para intentar minimizar las diferencias políticas y, por su puesto, poner fin a los combates".
En este sentido, ha valorado que "el futuro de Libia pende de un hilo", al tiempo que ha alertado de que "las implicaciones no afectarán sólo al pueblo libio, sino a toda la región".
"Comuniqué a los líderes libios que Naciones Unidas les apoya en su camino por la paz, el desarrollo y los Derechos Humanos. El diálogo es la única manera de poner fin al sufrimiento, restaurar la estabilidad y construir un mejor futuro para el pueblo de Libia", ha añadido, antes de recalcar que "los enfrentamientos violentos han de acabar inmediatamente o el futuro mejor será un sueño".
En los últimos dos días los enfrentamientos se han saldado con la muerte de alrededor de 20 personas, la mayoría de ellas en los combates registrados en la localidad de Kikla, ubicada al suroeste de la capital, según ha informado la emisora Radio France Internationale.
El clima de guerra civil ha provocado que haya dos gobiernos y dos parlamentos. Un grupo armado de la ciudad de Misrata consiguió tomar Trípoli y obligó al Gobierno reconocido internacionalmente a trasladarse a Tobruk, en el este del país.
Hace dos semanas que Naciones Unidas inició conversaciones para acabar con el conflicto libio. Sin embargo, este intento de diálogo no contó con miembros de las distintas milicias libias.