Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban celebra la idea de llevar a cabo "discusiones internacionales serias" sobre el arsenal químico sirio

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha celebrado la idea de llevar a cabo "discusiones internacionales serias" que puedan llevar a un acuerdo en el seno del Consejo de Seguridad sobre las armas químicas de Siria.
En concreto, el jefe de la organización internacional ha alabado "la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de tomarse un tiempo para explorar esta oportunidad diplomática de alcanzar un objetivo crucial".
En la misma línea, ha aplaudido la iniciativa de Rusia al proponer que Siria entregue sus armas químicas a la comunidad internacional para garantizar que no son usadas en el marco de la guerra civil, que suma ya dos años y medio.
"Confío en que las reuniones entre Estados Unidos y Rusia de esta semana sean productivas y permitan seguir adelante en el proceso para abordar la amenaza de las armas químicas sirias, con el que todas las partes se han comprometido", ha dicho.
El líder de la ONU también ha insistido en que "la confirmación del uso de armas químicas sería un crimen atroz por el cual debe haber rendición de cuentas y una determinación renovada para prevenir su repetición".
PROPUESTA RUSA
El pasado lunes, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, propuso "de forma retórica" --según matizó después la Casa Blanca-- que el Gobierno de Al Assad pusiera sus armas químicas bajo custodia internacional para evitar una intervención militar extranjera.
El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, recogió la propuesta estadounidense y se la trasladó a su homólogo sirio, Walid al Muallem, que aceptó "motivado por su preocupación por las vidas de sus ciudadanos y por la seguridad del país"".
El presidente estadounidense ha considerado que la propuesta rusa podría ser "un desarrollo potencialmente positivo" que podría provocar una "ruptura" en el conflicto sirio y ha anunciado que trabajará con Moscú y Damasco para que sea algo "ejecutable y serio".
A pesar de ello, ha advertido de que podría ser también "una táctica para estancar o retrasar toda la presión (que Estados Unidos) está ejerciendo actualmente" sobre el Gobierno sirio, por lo que ha insistido en que el Congreso le autorice a intervenir militarmente.
Estados Unidos, apoyado por Reino Unido y Francia, ha presentado un borrador en el Consejo de Seguridad que responsabiliza al régimen de Al Assad de los ataques químicos, establece los términos de la custodia internacional y es vinculante.
Rusia está de acuerdo en llevar este asunto al Consejo de Seguridad, pero se ha negado a responsabilizar en exclusiva al régimen de Al Assad y a que la resolución sea vinculante, ya que de este modo su incumplimiento acarrearía graves consecuencias para Siria.
ATAQUES QUÍMICOS
Las alarmas saltaron el pasado 21 de agosto, cuando las tropas gubernamentales lanzaron un ataque químico sobre Damasco dejando cientos de muertos y miles de afectado, según han denunciado activistas y opositores.
Este supuesto ataque químico activó el engranaje de la política internacional permitiendo que, tras meses de espera, finalmente un grupo de expertos de Naciones Unidas llegara a Siria para investigar estas denuncias sobre el terreno.
Otro equipo de la ONU, liderado por el brasileño Paulo Pinheiro, ha acusado hoy a las tropas gubernamentales y a los rebeldes de cometer crímenes de guerra y ha denunciado el uso de armas químicas "predominantemente por parte del Gobierno".