Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban condena firmemente el ataque contra un hospital de MSF en Yemen

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha condenado firmemente este lunes el ataque perpetrado el domingo contra un hospital de la organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) en la ciudad yemení de Razeh, que se saldó con al menos cinco muertos.
En su comunicado, Ban ha expresado sus condolencias a los familiares de las víctimas del ataque --que habría sido llevado a cabo por la coalición que lidera Arabia Saudí-- y ha expresado su preocupación por el limitado acceso a los servicios médicos que tienen los yemeníes a causa del conflicto en el país.
"Cualquier ataque intencional contra civiles e infraestructura civil es considerado una grave violación de las leyes internacionales de Derechos Humanos", ha recordado, reclamando a las autoridades que investiguen el incidente de forma efectiva e independiente.
Por último, ha solicitado a todas las partes involucradas en el conflicto que cesen las hostilidades y resuelvan sus diferencias mediante negociaciones pacíficas facilitadas por su enviado especial.
El ataque comenzó sobre las 9.20 hora local --7.20 en la España peninsular--, en un momento en el que el hospital desarrollaba sus actividades de forma normal al tratarse de un día laborable. El hospital Shiara, que ya había sido bombardeado antes de la implicación de MSF en el centro, realiza tareas de estabilización, urgencias y maternidad.
Cinco personas han muerto y otras diez han resultado heridas, mientras que varios de los edificios del complejo se han venido abajo, según un comunicado de la organización. El hospital, que ya se encontraba en fase de rehabilitación, continúa operativo aunque su capacidad para facilitar atención médica está "muy limitada".
La directora de operaciones de MSF, Raquel Ayora, ha reiterado la condena "enérgica" contra el ataque, toda vez que "confirma un patrón preocupante de ataques a los servicios médicos esenciales". "Expresamos nuestra más rotunda indignación por un ataque que va a privar a una población extremadamente vulnerable de atención sanitaria durante semanas", ha apostillado.
Ayora ha lamentado que, "una vez más, son los civiles quienes se llevan la peor parte de esta guerra". Con el del domingo, ya son tres los ataques sufridos por instalaciones de MSF en Yemen durante los últimos tres meses, según la propia organización MSF.