Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban muestra su "profunda inquietud" por el bombardeo sobre un convoy de desplazados internos en Lugansk

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha expresado este lunes su "profunda inquietud" por el bombardeo supuestamente llevado a cabo por separatistas prorrusos en la región de Lugansk, en el este de Ucrania, contra un convoy de desplazados internos, que habría dejado decenas de muertos.
El portavoz de Ban, Stephane Dujarric, ha subrayado que el secretario general de la ONU "urge a todas las partes a respetar las reglas sobre el estatus de los desplazados internos y los refugiados y a permitir la circulación segura a cualquiera que intente abandonar áreas de operaciones militares activas".
"Este trágico incidente hace aún más papable la urgente necesidad de un alto el fuego y una solución diplomática (al conflicto)", ha agregado Dujarric, según un comunicado publicado por Naciones Unidas.
El portavoz del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa ucraniano, Andrii Lisenko, ha informado de que "decenas" de civiles, incluidos niños, han muerto por un bombardeo con cohetes y morteros de las milicias separatistas contra un convoy de autobuses de refugiados.
"Los rebeldes estaban esperando al convoy y lo han destruido por completo. Aún no hemos podido contabilizar el número de víctimas", ha afirmado Lisenko.
Sin embargo, los separatistas han negado estar tras este ataque. El viceprimer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Andrei Purgin, ha asegurado que las fuerzas separatistas no tienen la capacidad militar para llevar a cabo un ataque de este tipo.
"Los propios ucranianos han bombardeado la carretera constantemente con aviones y Grad. Parece que han matado a más civiles, como han estado haciendo desde hace meses. Nosotros no tenemos la capacidad de lanzar Grad a ese territorio", ha subrayado.