Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban insta a los líderes mundiales a asumir su "responsabilidad" ante los "urgentes desafíos humanitarios"

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha instado a los líderes mundiales a asumir su "responsabilidad compartida" ante los "urgentes desafíos humanitarios" que afronta, entre los que ha señalado como "máxima prioridad" el fin de los conflictos armados.
Ban ha presentado este martes en la Asamblea General de la ONU su informe 'Una Humanidad: responsabilidad compartida', en el que fija la agenda de la primera cumbre humanitaria global, que se celebrará entre el 23 y el 24 de mayo en la ciudad turca de Estambul.
"Nos enfrentamos a urgentes, profundos y crecientes desafíos globales. Conflictos supuestamente irremediables están devastando las vidas de millones de personas. La violencia extremista y el crimen trasnacional están generando una persistente inestabilidad. Los niveles de necesidad han alcanzado records. Pero las soluciones políticas son vagas", ha denunciado.
Ban ha argumentado que la dimensión de estos desafíos --"la escala del sufrimiento que causan"-- han hecho imposible que "un solo país o una sola institución puedan lidiar con ellos". "Debemos asumir nuestra responsabilidad compartida y actuar decididamente", ha exhortado.
El líder internacional ha apuntado a la cumbre de Estambul como "el momento para renovar nuestro compromiso con la Humanidad" reaccionando a esta realidad, de la que ha destilado cinco prioridades de actuación en la agenda humanitaria.
"Primero, los líderes mundiales deben sumir la responsabilidad de prevenir y acabar con los conflictos (...) encontrando soluciones políticas que pongan fin al derramamiento de sangre y al sufrimiento humano", ha indicado.
En segundo lugar, ha señalado la necesidad de que los estados "respeten las normas que salvaguardan la Humanidad", lo que significa "cesar los bombardeos sobre zonas civiles". "Basta es basta. Hasta las guerras tienen reglas y es hora de cumplirlas", ha sentenciado.
"Tercero, no debemos dejar a nadie detrás", ha dicho. Ban se ha referido a los grupos más vulnerables, entre los que ha mencionado a los niños y las mujeres. "Debemos comprometernos a reducir el desplazamiento forzado para 2030", ha añadido.
El político surcoreano ha enunciado como cuarta meta "avanzar desde la entrega de ayuda al fin de las necesidades". "Para conseguirlo debemos reforzar los sistemas nacionales, no sustituirlos. Tenemos que respetar y fortalecer el liderazgo local, no socavarlo", ha afirmado.
Por último, "debemos invertir en la Humanidad". "He propuesto que creemos una nueva plataforma financiera internacional con el Banco Mundial para que podamos explorar nuevos mecanismos", ha revelado, al tiempo que ha subrayado la importancia de la "transparencia".
"Hagamos de la cumbre humanitaria global un punto de inflexión en el que nos comprometamos a hacer de la Humanidad el vector de nuestras decisiones y demos pasos concretos hacia el final del sufrimiento que experimentan miles de millones de personas actualmente", ha rogado.