Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban dice que la "solución militar es una ilusión" y llama a Gobierno y oposición a dialogar

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha insistido este martes en que "la solución militar es una ilusión" en Siria y ha hecho un llamamiento tanto al Gobierno sirio como a los rebeldes y a todos aquellos que puedan ayudarles a sentarse en la mesa de negociaciones para poner fin al conflicto.
En su discurso ante la Asamblea General de la ONU, Ban ha subrayado que la propuesta ruso-estadounidense para la destrucción del arsenal químico del régimen de Bashar al Assad ha generado una "oportunidad diplomática" y ha supuesto "los primeros signos de unidad en mucho tiempo" en la comunidad internacional.
"Ahora debemos aprovecharlo para conseguir que las partes se sienten en la mesa de negociaciones", ha subrayado, ya que "la victoria militar es una ilusión, la única respuesta es un arreglo político".
Por ello, Ban ha llamado "al Gobierno de Siria y a la oposición, y a todos aquellos en esta sala con influencia sobre ellos, a hacer que ocurra la conferencia Ginebra II". "Ha llegado el momento de acabar con las muertes y alcanzar la paz que los sirios necesitan y merecen", ha defendido el secretario general.
El máximo responsable de la ONU ha conminado también a Damasco a "cumplir rápidamente con el compromiso que ha asumido al entrar en la Convención sobre Armas Químicas" y ha subrayado que la comunidad internacional debe "garantizar la salvaguarda y destrucción" de las armas químicas que el régimen sirio se dispone a entregar.
No obstante, Ban ha dejado claro que no se puede caer en la complacencia tras el acuerdo alcanzado con Damasco para su desarme químico. "No podemos estar satisfechos con destruir las armas químicas mientras la guerra en sentido más amplio está destruyendo Siria", ha subrayado, incidiendo en que "la gran mayoría de las muertes y atrocidades se han cometido con armas convencionales".
El secretario general ha llamado a "todos los estados ha dejar de fomentar el derramamiento de sangre y a frenar los flujos de armas a todas las partes" y ha defendido la necesidad de una "acción humanitaria" para asistir a los millones de desplazados y refugiados que ha provocado el conflicto.