Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ban pide a las partes "superar sus diferencias" para formar un gobierno de unidad

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha lamentado el "bloqueo" que ha impedido que Gobierno y oposición en Sudán del Sur formaran un ejecutivo de unidad nacional el pasado viernes, al tiempo que les ha instado a "superar sus diferencias" para conseguirlo.
Ban ha expresado "su preocupación por el bloqueo de las partes por el establecimiento de 28 estados y su fracaso para cumplir la fecha límite del 22 de enero para crear un gobierno de transición y unidad nacional en Sudán del Sur".
El jefe de la ONU ha urgido a las partes a "superar sus diferencias", subrayando que "la formación de un gobierno de transición es un paso fundamental para implementar el acuerdo de paz y sentar las bases para la paz y la estabilidad en el país".
El líder internacional ha animado a la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD) de África Oriental y a la Unión Africana (UA) a "aprovechar al oportunidad que les brinda la próxima cumbre para abordar el 'impasse' político que está impidiendo la formación de un gobierno de unidad".
Además, ha recalcado que "Naciones Unidas continuará haciendo todo lo que pueda para apoyar al pueblo de Sudán del Sur, que sigue siendo sujeto de un inimaginable sufrimiento y de abusos de los Derechos Humanos, como lo ha sido desde el principio del conflicto armado, hace dos años".
Las partes en conflicto en Sudán del Sur han superado la fecha límite para la formación del Gobierno de unidad acordado como parte del proceso de paz alcanzado en agosto para poner fin a la guerra que estalló en diciembre de 2013.
El presidente sursudanés, Salva Kiir, quien dijo que tenía "reservas" acerca del acuerdo, ha aumentado recientemente el número de provincias de diez a 28, en lo que supone una violación de los términos del acuerdo de paz.
Asimismo, ha nombrado a los nuevos gobernadores de las 28 provincias coincidiendo con la llegada a la capital, Yuba, de los representantes de la delegación rebelde, para trabajar sobre el nombramiento del nuevo gobierno.