Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La imagen de Obama hablando con Erdogan mientras sostiene un bate de béisbol desata la ira en Turquía

ObamaCasa Blanca

La fotografía del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, sosteniendo un bate de béisbol mientras habla por teléfono con el primer ministro turco, Tayyip Erdogan, ha desatado la ira en Turquía.

La foto fue publicada en el sitio oficial de la Casa Blanca con el comentario“El presidente Barack Obama habla por teléfono con el primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, en el Despacho Oval el 30 de julio de 2012”
Según ha explicado un portavoz de la Casa Blanca, la imagen, publicada en la página web de la Casa Blanca, intentaba demostrar la relación cercana que hay entre los mandatarios. La conversación de los líderes de los dos países estaba dedicada al conflicto sirio. Discutieron sobre cómo llenar el vacío de poder en caso de que el presidente sirio, Bashar Al Assad, deje su puesto. Obama estaba sentado en su escritorio sosteniendo un bate firmado por el jugador de béisbol afroamericano Hank Aaron.
"Las fotos revelan de quién recibe órdenes nuestro primer ministro para gobernar el país", afirmó Metin Lutfi Baydar, un abogado miembro del partido opositor,el Partido Republicano del Pueblo de Turquía.
El vicepresidente del partido turco Umut Oran pregunto en el Parlamento si Erdogan había visto la imagen y si pensaba hacer algo contra "un insulto implícito a Turquía y sus ciudadanos".
El portavoz de la Casa Blanca, Caitlin Hayden, aseguró el viernes que la fotografía siendo estaba siendo malinterpretada por los medios de comunicación turcos. "Tomamos esa imagen con el único propósito de demostrar que el presidente continua teniendo buenas relaciones con el primer ministro y de poner el foco de atención en la importante conversación que mantenían sobre la situación siria".
Mientras tanto, algunos medios turcos encontraron en este escándalo motivos para bromear. Así, uno de los columnistas supuso que una respuesta análoga sería la más lógica y aconsejó a Erdogan que la próxima vez hable por teléfono con Obama con un zapato o un cinturón en la mano.