Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama advierte del "impacto" del cierre del Gobierno sobre las "personas reales"

Obama en la rueda de prensa de despedida en la Cumbre del G20Reuters

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha advertido al Partido Republicano de las consecuencias del "cierre económico del Gobierno" si no llegaran a un acuerdo sobre los presupuestos. El mandatario demócrata ha explicado que si ambos partidos no pactan un texto para financiar temporalmente al Gobierno federal tendría un "impacto económico real" y afectaría a "personas reales".

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha advertido al Partido Republicano de que, al margen de lo que ocurra este lunes en los pasillos del Congreso, una gran parte de la reforma sanitaria entrará en vigor este martes, por lo que ha llamado a evitar el 'cierre de Gobierno' y no caer así en lo que ha calificado de "colmo de la irresponsabilidad".

El mandatario ha comparecido de nuevo en la Casa Blanca para enumerar las consecuencias que tendría que la Administración federal se quedase a medianoche sin fondos, algo que podría ocurrir si finalmente los dos principales partidos no pactan un texto para financiar temporalmente al Gobierno.

Obama ha recordado que el Ejecutivo federal es la empresa con mayor número de contratados del país y ha explicado que, aunque los servicios esenciales seguirían funcionando, los que no sean considerados imprescindibles quedarían parados de forma indefinida. Las autoridades calculan que unos 700.000 funcionarios no irían a trabajar.

La Casa Blanca estima que el 'cierre de Gobierno' costaría a la economía norteamericana 10.000 millones de dólares (unos 7.300 millones de euros) semanales.
Obama ha insistido en que tendría un "impacto económico real" y afectaría a "personas reales", pero ha apuntado que "no tiene por qué ocurrir". "Es evitable", ha dicho.
El pulso entre republicanos y demócratas gira en torno a la normativa para ampliar de asistencia a la seguridad social, conocida como 'Obamacare'.
El Partido Republicano había propuesto aplazar su aplicación a cambio de autorizar más fondos para el Gobierno, pero el Senado, de mayoría demócrata, ha tumbado este lunes dicha propuesta, lo que deja la decisión final en manos de la Cámara de Representantes.
Obama, que ha recordado que el Congreso tiene como principales responsabilidades "aprobar un presupuesto" y "pagar las facturas", ha subrayado que, pase lo que pase este lunes, su reforma sanitaria es ya irrevocable en su mayor parte. En este sentido, ha explicado que en líneas generales la ley "va a seguir adelante" y "no se puede tumbar".

El mandatario norteamericano ha querido hacer ver en su discurso, tras el que no ha admitido preguntas, que el 'cierre de Gobierno' es "completamente evitable". "No tiene que pasar", ha insistido, siempre y cuando todas las partes actúen de forma "responsable".