Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barenboim asegura que "sería útil" que Obama presione para poner fin a los asentamientos

El pianista y compositor argentino-israelí Daniel Barenboim recibe el premio musical "Danish Leonie Sonning 2009" el pasado 19 de abril, en el Radio Concerthall de Conpenhague (Dinamarca). EFE/Archivotelecinco.es
El maestro argentino-israelí Daniel Barenboim estima que "sería útil" que el presidente estadounidense, Barack Obama, presionara a Israel para que ponga fin a los asentamientos y termine con la ocupación.
"Si el Gobierno del presidente Obama ahora utiliza un poco más de presión sobre el Gobierno de Israel para terminar con los asentamientos y terminar con la ocupación, sería útil a largo plazo no sólo para los palestinos, sino también para Israel", dijo Barenboim hoy a Efe en Viena.
"Yo he sido bastante crítico de muchas cosas de los diferentes gobiernos de Israel, porque hay ciertas cosas que para mí son inaceptables", añadió Barenboim cinco meses después de haber enviado el 1 de enero un "mensaje de paz para Oriente Medio" desde el Concierto de Año Nuevo que dirigió en la Sala Dorada del Musikverein de Viena.
Si bien la situación actual es diferente a la violenta crisis desatada entonces en Oriente Medio, el célebre director y pianista nacido en Argentina insiste en criticar la política de ocupación y la construcción de asentamientos.
"La ocupación de Palestina es inaceptable, y la construcción de asentamientos es algo que impide la paz", subraya.
"Considero que es muy importante que en Israel la población entienda que no es suficiente decir que se quiere la paz. Hay que saber cuál es el precio de la paz. Y el precio de la paz es ver toda nuestra historia y todo con un sentido de justicia", añade.
El músico expresó esta postura en una rueda de prensa en la que presentó el programa del "Concierto de Europa" que el próximo jueves dirigirá al frente de la Filarmónica de Viena.
"Hay algo que uno no se puede olvidar, y es que el destino del pueblo palestino está inextricablemente al destino del Estado de Israel y por lo tanto no puede haber una solución que sea buena para los unos y mala para los otros", insistió.