Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barroso pide a Putin que no corte el suministro de gas porque creará "dudas" sobre la fiabilidad de Rusia

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha enviado este jueves una carta al presidente ruso, Vladimir Putin, en la que le pide que desista de poner en práctica su amenaza de cortar el suministro de gas a Ucrania, lo que podría afectar a la UE, y le avisa de que ello suscitaría "dudas" sobre la fiabilidad de Rusia como proveedor. Barroso se muestra, no obstante, dispuesto a negociar con Moscú y Kiev cómo saldar la deuda pendiente de Ucrania por el gas ruso.
La misiva de Barroso es la respuesta común de la UE a la carta que Putin envió el pasado 10 de abril a 18 Estados miembros. En ella, el presidente ruso reclamaba consultas urgentes con los líderes europeos para solucionar el problema de los impagos por parte de Ucrania del gas importado de Rusia -que superan los 2.000 millones de dólares- y amenazaba con cortar el gas a Kiev como último recurso, lo que a su vez aumentaría el riesgo de que Ucrania se quedara con parte del gas que pasa en tránsito para el resto de Europa.
"Por lo que se refiere a la referencia en su carta a la posibilidad como último recurso de cesar por completo o parcialmente el suministro de gas en caso de una supuesta nueva violación de las condiciones de pago por parte de Ucrania, le pedimos firmemente que se abstenga de tales medidas, que crearían dudas sobre su voluntad de ser considerado como un proveedor fiable de gas para Europa", escribe Barroso en su carta al presidente ruso.
"Por lo que se refiere al suministro de gas a Europa, me gustaría recordar que los contratos de suministro son entre las empresas europeas y Gazprom. Por tanto, es responsabilidad de Gazprom garantizar el suministro de los volúmenes requeridos acordados en los contratos de suministro", insiste el presidente de la Comisión.
La UE, prosigue Barroso, "ha dejado claro repetidamente que esperamos que los operadores comerciales de todas las partes sigan respetando sus obligaciones y compromisos contractuales". "Continuar siendo un proveedor fiable interesa claramente a la Federación Rusa, a la luz de la evolución de los mercados internacionales de gas", insiste la carta.
A juicio del presidente de la Comisión, el problema de la deuda de Ucrania y de los mecanismos a largo plazo sobre los precios del gas y las condiciones de suministro "deben resolverse mediante negociaciones dedicadas y los mecanismos legales disponibles". "Cambios en las disposiciones contractuales debidos a circunstancias contradicen el espíritu de apoyo y cooperación que refleja su carta", apunta Barroso.
"Como el suministro a la UE y a Ucrania está estrechamente relacionado, estamos dispuestos a discutir con todas las partes implicadas cómo cumplir estas obligaciones contractuales sobre la base de los precios de mercado, las reglas y el derecho internacional, como ocurre en la UE, y cómo garantizar que el tránsito a través de Ucrania y el almacenamiento de gas y el suministro a Ucrania se hagan de forma transparente y fiable", insiste el político portugués. Además, recuerda a Putin que la UE y Rusia cuentan con un mecanismo de alerta temprana sobre problemas en el ámbito energético y le pide que lo active si lo ve necesario.