Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barroso anuncia la creación de un grupo de trabajo en la Comisión Europea para apoyar reformas en Ucrania

Bruselas prepara un nuevo programa de ayuda de 365 millones al presupuesto directo ucraniano, aunque con condiciones
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha anunciado este miércoles la creación de un grupo de trabajo en el seno del Ejecutivo comunitario con el objetivo de apoyar a Ucrania en términos financieros y prestarle asistencia técnica para promover las reformas políticas y económicas necesarias en el país.
"Hoy la Comisión Europea ha creado un grupo de apoyo para Ucrania. El objetivo de este grupo de apoyo es ayudar y asistir a Ucrania no sólo en términos financieros, sino también con asistencia técnica", ha anunciado Barroso.
"Es importante que haya apoyo para las reformas políticas y económicas que Ucrania necesita para convertirse en un país viable, independiente y moderno", ha justificado el jefe del Ejecutivo comunitario, que ha precisado que el grupo dará "todo el apoyo" que necesitan las autoridades ucranianas para llevar a cabo las reformas necesarias para estabilizar el país con el "objetivo común de tener una Ucrania democrática, independiente y próspera".
El Ejecutivo comunitario anunció un paquete de ayuda de hasta 11.000 millones de euros en créditos y préstamos en los próximos años para Ucrania, a la que también se ayudará a diversificar sus fuentes de energía para reducir su dependencia de Rusia, incluido a través de "un préstamos inicial posible en el futuro próximo".
La UE también ha firmado ya los capítulos políticos del Acuerdo de Asociación con el Gobierno interino de Kiev que según Barroso ha "sellado la elección libre y democrática de Ucrania de estar estrechamente asociada con la Unión Europea".
Kiev todavía está a la espera de firmar el acuerdo de libre comercio con el bloque, que ya ha acordado acelerar las ventajas comerciales del acuerdo valoradas en casi 500 millones de euros anuales por la supresión de aranceles para las exportaciones ucranianas.
"Esto demuestra que la Unión Europea permanece al lado de Ucrania. Creemos que Ucrania puede ser un país independiente, estable, viable, democrático y próspero. Y quiero dejar claro que la Unión Europea permanente al lado de Ucrania", ha apostillado Barroso, que ha insistido en que el apoyo europeo es "a largo plazo".
En el corto plazo, la Comisión Europea está preparando en la actualidad un nuevo programa por valor de 365 millones de ayudas para 2014 para Ucrania. La mayor parte del programa apoyará la consolidación del Estado a través de ayudas directas al presupuesto del país (355 millones) pero estará condicionado a avances en las reformas contra la corrupción, la administración pública, la reforma constitucional, la legislación electoral y judicial. La Comisión negocia de hecho con Ucrania crear un organismo conjunto independiente para investigar los casos de fraude y corrupción.
El resto de la ayuda del programa, unos 10 millones, contribuirá a reforzar a la sociedad civil para participar y supervisar las reformas.
COMPOSICIÓN Y MANDATO DEL GRUPO
El grupo de apoyo, que estará coordinado por el comisario de Ampliación, Stefan Füle, y encabezado por el actual director general adjunto de Comercio del Ejecutivo comunitario, Peter Balas, contribuirá a guiar el trabajo de apoyo de la Comisión para Ucrania pero también ayudará a movilizar la ayuda de los Estados miembro y reforzará la coordinación con otros donantes y las instituciones financieras internacionales.
El grupo, que dará cuentas directamente al propio Barroso y a la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, contará en total con hasta 30 funcionarios comunitarios a tiempo completo, pero también expertos nacionales de los Estados miembro, agentes temporales y contratados europeos y asesores especiales. El grupo estará basado en Bruselas pero su personal viajará a Ucrania cuando sea necesario.
Hasta finales de 2014, identificará y coordinará con las autoridades ucranianas, con aportaciones de los Estados miembro, la asistencia técnica que necesitan para estabilizar la frágil situación financiera, económica y política en el país, planificar y aplicar las reformas para alentar el crecimiento e identificar las prioridades de reformas necesarias y avanzar en ellas para que el país pueda beneficiarse inmediatamente de las ventajas del Acuerdo de Asociación y del Plan de Acción para la supresión de visados, mientras que, a medio plazo, desde 2015, el grupo ayudará a Ucrania a elaborar y aplicar programas de reforma exhaustivas.
El trabajo del grupo, cuyo trabajo se podría extender a Moldavia y Georgia, que también esperan firmar Acuerdos de Asociación similares con la UE, se basará en el documento preparado por las autoridades ucranianas 'Agenda europea de reformas' para equiparar la ayuda a corto y medio plazo europea con las necesidades de Ucrania, cuyo Gobierno deberá crear una estructura de coordinación central para supervisar la aplicación de las reformas y el Acuerdo de Asociación.
Al margen del grupo, se creará una plataforma de coordinación de donantes para canalizar la movilización de recursos y experiencia de la comunidad internacional en apoyo de las reformas en el país.