Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barzani dice que Turquía entregó armas al Gobierno del Kurdistán y pidió que no se hiciera público

El presidente de la región semiautónoma iraquí del Kurdistán, Masud Barzani, ha afirmado este lunes que Turquía ha entregado armas a su Gobierno tras pedir que los envíos no fueran hechos públicos, según ha informado el diario turco 'Hurriyet'.
"Tenemos que decir la verdad. En nuestra primera noche tras ser atacados por el ISIS --Estado Islámico de Irak y Siria, antiguo nombre de Estado Islámico--, Irán nos envió dos aviones llenos de armas", ha dicho.
"Se trató de una gran ayuda en ese momento. Esperábamos que Turquía hiciera lo mismo, y Ankara procedió (a entregar las armas), si bien después pidió que no se hiciera público debido a la situación en el interior del país", ha agregado.
Asimismo, Barzani ha desvelado que Ankara está dando tratamiento médico a más de 400 miembros del Partido de la Unión Democrática (PYD) que resultaron heridos durante los enfrentamientos contra el grupo extremista Estado Islámico en su avance hacia la localidad siria de Kobani.
Las fuerzas kurdas consiguieron contener este domingo el avance de los combatientes de Estado Islámico en la ciudad, cercada desde tres frentes desde hace varias semanas. La situación ha llevado a 200.000 personas a cruzar la frontera con Turquía huyendo de los combates.
La coalición liderada por Estados Unidos ha estado bombardeando a combatientes de Estado Islámico, que tienen el control de partes de territorio tanto en Irak como en Siria, desde agosto en el primer caso y desde hace unas semanas en el segundo.
Sin embargo, as fuerzas kurdas, integradas en las Unidades de Protección Popular (YPG), se han visto superadas por el armamento del que dispone Estado Islámico por lo que han pedido a Turquía cuyos tanques apostados en la frontera son testigos de los enfrentamientos en Kobani, que les permitan recibir refuerzos y armas.