Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Batalla judicial para no desconectar a un bebé de la máquina que le mantiene vivo

La Justicia es el recurso de un padre británico que quiere mantener a su bebé de un año conectado a la máquina que le mantiene vivo. Sin los aparatos el niño no sobrevivirá. Padece una enfermedad neuromuscular, que llaman Baby RB, y que reduce enormemente su movimiento y tampoco le permite respirar normalmente. 
Los médicos del hospital en el que está desde que nació creen que el bebé no tiene calidad de vida y que mantenerlo conectado no es la solución. En Reino Unido hay solo 300 personas con esta enfermedad, en distintos grados de desarrollo.
Los médicos cuentan con el beneplácito de la madre. Los padres están separados.
El padre ha explicado que el pequeño puede ver, escuchar y sentir y reconoce a sus padres. Además, puede jugar con los juguetes. Este será su argumento ante la Corte Suprema. Mostrará un video del bebé con los juguetes.
Christopher Cuddihee, abogado del padre, asegura que su cliente "adora a su hijo y espera poder demostrar la viabilidad del pequeño, a pesar de sus limitaciones".
 
 
EBP