Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bélgica despliega al Ejército en las cárceles tras dos semanas de huelga de funcionarios de prisiones

Los primeros 180 militares han empezado a llegar este lunes a las cárceles de Bruselas capital y de la región de Valonia, tras la decisión del Gobierno federal de desplegar al Ejército en respuesta a las dos semanas de huelga de los funcionarios de prisiones francófonos.
El objetivo es que los militares ofrezcan "apoyo humanitario adicional", según explicó en un comunicado el gabinete del primer ministro belga, Charles Michel.
Desde el Gobierno defienden la medida como un paso "necesario" para hacer frente a las "circunstancias extremadamente difíciles" que ha provocado la huelga de funcionarios de los últimos doce días, durante los que incluso se han vivido motines.
"La misión permitirá mejorar la situación de los detenidos en las prisiones, que se ha visto afectada a nivel de los derechos básicos", ha subrayado el Ejecutivo en su comunicado.
Según datos ofrecidos por el Ministerio de Defensa, en total se desplegarán seis pelotones formados cada uno por 30 personas, si bien fuentes militares en los medios belgas advierten de que se trata de la cifra "máxima" y que el Ejército responderá "en la medida de sus posibilidades".