Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bélgica entierra a dos de los terroristas del 22M en secreto y bajo nombres falsos

Dos de los autores de los atentados del pasado 22 de marzo en Bruselas, Najim Laachraoui e Ibrahim Bakraoui, han sido enterrados en secreto y bajo nombres falsos para evitar que sus tumbas se conviertan en lugar de peregrinaje para personas radicalizadas, según ha revelado este viernes el diario belga 'La Libre Belgique'.
Un responsable municipal ha confirmado al diario la información indicando que las autoridades locales son conscientes de que "todo el mundo" tiene derecho a recibir sepultura, pero que "no se quiere que el lugar se convierta en un lugar de peregrinaje".
Los dos terroristas murieron en el aeropuerto de Bruselas al hacer detonar varias cargas explosivas escondidas en sus maletas, un hermano de Bakraoui, además, se suicidó en un segundo ataque ese mismo días, perpetrado cerca de una hora después en el metro de la ciudad.
No es la primera vez que las autoridades belgas optan por enterrar a terroristas ocultando su identidad y lugar de sepultura, ya lo hicieron con Bilal Hadfi e Ibrahim Abdeslam, integrantes del comando suicida que atentó en noviembre en París.
El único dato que ha trascendido es que todos ellos han sido enterrados en el cementerio multiconfesional de Bruselas, sito en el barrio de Schaerbeek.