Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bélgica extraditará a los cómplices que ayudaron a huir a Abdeslam tras el 13-N

El Tribunal de Bruselas ha dictado este jueves la ejecución de las órdenes de detención europeas emitidas por las autoridades francesas contra Mohammed Amri y Ali Oulkadi, detenidos por haber ayudado a Salah Abdeslam a escapar de Francia a Bélgica tras participar en los atentados del pasado 13 de noviembre en París.
La Fiscalía federal ha confirmado en un comunicado la decisión del tribunal de cumplir con la entrega a las autoridades galas de los dos detenidos, pese a que ambos se habían opuesto a su extradición.
Abdeslam, único de los terroristas que integraron el comando del 13-N que sigue con vida, llamó a Amri y Oulkadi tras cometer los atentados y les pidió que fueran a buscarle a París.
Los dos sospechosos fueron identificados junto a Abdeslam hasta en tres controles realizados en la carretera que une París con Bruselas a la mañana siguiente de los atentados, pero sus identidades no se habían relacionado aún con lo sucedido.
Ello permitió a los tres yihadistas llegar a Bruselas, en donde sólo Oulkadi siguió acompañando a Salah Abdeslam después de que éste confesara haber participado en los ataques de París, por ello las autoridades galas le consideran también cómplice de actividad terrorista y no sólo de ayudar a un criminal, como es el caso de Amri.