Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bélgica celebra este martes una huelga general en medio de una creciente tensión social por los recortes

Los servicios públicos en Bélgica irán a una huelga general convocada para este martes por el sindicato de la función pública valona CGSP para protestar por los recortes presupuestarios del Gobierno en los servicios públicos y que se celebra en medio de una creciente tensión social como demuestra el aumento del número de acciones de protesta en las últimas semanas en el país.
Se espera que al menos 10.000 personas secunden la huelga sólo en Bruselas, donde los sindicatos CSC y el SLFP también han respaldado la movilización, aunque el sindicato CGSP prevé también acciones en otras ciudades importantes del país como Lieja y Namur.
La huelga de este martes servirá además para pedir la contestación social de cara a la huelga general nacional convocada por el sindicato socialista FGTB para el 24 de junio.
En cualquier caso, los transportes públicos se verán fuertemente perturbados por la huelga de este martes, según anticipan las propias empresas públicas de metro, autobús y tren y se espera que igualmente provoque dificultades de circulación por carretera.
La red de metro de Bruselas, la STIB prevé que se vea "fuertemente perturbado" este martes debido a la manifestación nacional y ha garantizado que ha puesto "todo en marcha, en la medida de sus posibilidades para asegurar" el servicio en las líneas principales.
La propia red de ferrocarriles en Bélgica (SNCB) también ha reconocido que espera "fuertes perturbaciones del tráfico nacional e internacional tras un preaviso de huelga intersectorial" y tras recordar que "la circulación de los trenes está fuertemente perturbada este lunes 30 de mayo". De hecho, la huelga de trenes ha llegado a provocar hasta 460 kilómetros de retenciones en algunos puntos de la carretera.
El transporte de trenes en la región de Valonia y Bruselas lleva prácticamente parado desde las 22:00 horas del miércoles 25 de mayo debido a una huelga 'salvaje' para protestar por la decisión de la empresa que gestiona el servicio (HR-Rail) decidiera reducir los días libres extra que desde hace años se da a los trabajadores en compensación por las horas extra semanales.
En cambio, se espera que la huelga tenga menos impacto en el sector educativo dado que las escuelas y universidades seguirán abiertas, entre otros debido a la cercanía de los exámenes y también se espera un impacto mínimo en el caso de los hospitales.